Las tiñosas

Llama la atención cuando se llega a La Habana que en las proximidades de edificios altos como el famoso monumento a Martí, revolotean constantemente unas aves de gran tamaño. La primera vez que las ví, pensé que eran gaviotas pero después de fijarme con atención en ellas, ya ví que eran buitres e incluso pude tomarles algunas fotos cuando estaban posadas en las cornisas de la parte alta de ese monumento. También tuve ocasión de verlas fuera de la ciudad cerca del bonito y maravilloso puente de Bacunayagua.

Se trata de las tiñosas o auras (Cathartes aura) de la familia de los Buitres Americanos (Cathartidae) del orden de las Falconiformes.

Es un ave carnívora muy abundante y conocida en esta Isla, donde se la ve durante todo el día en los aires, volando serenamente y a gran altura. Su cabeza desnuda y arrugada, de color rojizo claro, contrasta con su plumaje oscuro. Su pico algo encorvado le sirve para devorar los cadáveres de los animales que encuentra en el suelo, a los que descubre desde las alturas con su aguzada vista más que con el olfato como muchos creen. Su cabeza, desprovista de plumas y pelos, le ha merecido el acertado calificativo de tiñosa, pues da la sensación de tener esta enfermedad. Es un  animal bastante repugnante que no vuela en bandadas, y sólo se acerca a  tierra en busca de carne muerta que devora con gran avidez, siempre en pugna con otras compañeras que se la disputan. Duerme en los árboles o en ruinas abandonadas que encuentre. Están protegidas por las leyes y no se las puede perseguir y mucho menos matar, debido al importante papel que desempeña en las poblaciones como auxiliar eficacísimo de la Sanidad pública. Se conoce en casi toda América, aunque con distintos nombres locales, sin que, por otra parte, sean exactamente iguales sus individuos, que conocidos entre nosotros con el nombre ya dicho de aura tiñosa, lleva el de zopilote en Méjico, y también los de zope, chombo, shope, nopo; zamuro en Colombia y Venezuela, e igualmente chulo y gual en algunos lugares de Colombia; jote en Chile; y en otras regiones del Plata lo llaman  iribú, iribís hacia el Brasil, y viuda, galembo, tropillo y guaraguá en otras partes de la Am. Mer. Es el mismo gallinazo del Ecuador, el urubú del Paraguay, el cuervo de los argentinos.

“Estar una cosa en el pico del aura” es figuradamente verla distante, lejos, o en peligro, como la ve el pobre que se lamenta de no tener la comida del día, porque está en el pico del aura; y así ven ciertas mujeres su matrimonio, lejos, o en peligro, y algunos enfermos la salud que esperan, otros el trabajo; y para todos, lo inalcanzable está, metafóricamente hablando, en el pico del aura, muy distante o en peligro.

“Aura no come aura es otra expresión conocida que equivale a decir que cada cual sabe a quien le entra, a quien se come, a quien ataca, pues nadie lo haría a su igual: un pez grande a otro grande, un hombre fuerte a otro fuerte, etc. Por eso en Cuba no cabe amenazar a ciertas personas que sabrían defenderse, a lo menos con esta expresión diciendo que aura no come aura. En Colombia dicen análogamente que: caimán no come caimán. La palabra buitre es poco usada en el lenguaje del pueblo; se usa aura tiñosa, o sólo tiñosa. Son curiosas las observaciones directas que acerca de esta Vultúrida hizo el eminente naturalista alemán Gundlach, arraigado en Cuba. Entre otras, dijo que el Aura, con su excelente vista, puede reconocer los movimientos del pecho causados por la respiración; que el Aura come no solamente carne podrida, sino que, careciendo de ésta, se contenta con inmundicias y hasta con materias vegetales podridas. No atacan a las Auras muertas. (De ahí el dicho de Aura no come Aura) pero he visto que comen los cuerpos desollados de otras Auras. Los animales muertos de gangrena, quedan intactos. Las Auras heridas o capturadas, vomitan lo contenido en el buche. He visto a un Aura capturada y amarrada, después de infructuosas tentativas para zafarse, fingirse muerta.

Cuando un Aura se ha acostumbrado a comer carne fresca, puede ser dañina, atacando y comiendo pollos y otras aves, y a veces ataca y come lechoncitos recién nacidos, después de haber comido la placenta donde, en las haciendas de crianza, ha parido una puerca. Si el Aura no tiene alimento, se le ve volando en observación a suma altura, sea en dirección recta o en círculos grandes, sin aletazos, en todas direcciones, y en contra o a favor del viento. No he visto otro pájaro volar de un modo más perfecto; y el Rabihorcado (Tachypetes aquilus) tan celebrado por su vuelo, me parece volar menos elegante y con algunos aletazos, aunque a largos intervalos. Pero si perciben un animal muerto, aunque bien pequeño, desciende más y más, los círculos se achican, y se ven algunos aletazos. Allí descienden varios individuos, los unos van directamente al cadáver, los otros se posan en árboles, muros, techos, etc., o no encontrando objetos altos, en el mismo suelo. Pocos individuos comen al mismo tiempo, y espantan a los agresores corriendo contra ellos en una posición encorvada y con las plumas del lomo erizadas, alas y cola entreabiertas. Solamente ceden el lugar a la Caraira. El Aura ataca en el animal muerto, ante todo, los ojos y la cloaca; también prefiere la carne en descomposición a la fresca, al contrario de la Caraira. El Aura no tiene voz, y solamente, por miedo o irritada, un ruido por el aire fuertemente sacado del pulmón, etc. -Juan Gundlach, Ornitología Cubana.

Habitualmente asociamos a los buitres y otras aves similares con hechos desagradables pero eso no tiene fundamento alguno. Mi idea sobre estas elegantes aves ha ido cambiando a medida que sabía más sobre ellas y sobretodo después de conocer la preciosa leyenda del Aura Blanca o la leyenda del Padre Valencia muy conocida en Camagüey que pude conocer gracias al blog de Ernesto R. del Valle. (Cuba) y que cito :

Leyenda del Padre Valencia
El padre Valencia, fue un franciscano virtuoso. Le llamaban así porque había nacido en Valencia (N.E. de España).
Toda su vida la dedicó a atender a los pobres y desheredados de la vida adquiriendo un singular prestigio en Cuba. Pero no contento con eso decidió crear un hospital lazareto para los leprosos. Como no consiguiera financiarse adecuadamente, acabó por convertirse en pordiosero y mendigar por calles y plazas lo necesario para la realización de su obra.
La muerte del padre Valencia tuvo lamentables repercusiones en el lazareto, cuya organización comenzó a resentirse ya que además sobrevino una época de extraordinaria escasez que afectó al hospital. Los asilados no ocultaban su disgusto y no dejaban de recordar los tiempos en que la angelical protección del padre Valencia consolaba sus dolores y alentaba sus ilusiones. Tristes, casi desnudos y hambrientos, paseaban por el huerto los enfermos y sobre ellos veían volar las auras, como una especie de presagio sombrío, que añadía nueva angustia a los desalentados ánimos de los leprosos. Y un día, de repente, vieron aparecer entre la bandada un ave hermosísima de blanquísimo plumaje. Su tamaño y aspecto era semejante al de las auras, pero su vuelo era majestuoso y su mirada suave y profunda. Espantadas por la presencia de la arrogante intrusa,las demás auras huyeron enseguida y entonces el aura blanca planeó con lenta majestad y se posó en el huerto del hospital.Los enfermos corrieron entonces hacia ella y la recogieron.aura-blanca

Su aspecto y su color despertó general curiosidad, hasta el punto que se decidió exponerla al público y habiendo impuesto un precio de entrada, se recaudó tal suma, que el hospital pudo salvar la angustiosa situación. Y se encerró el aura en una jaula dorada y fue llevada por los pueblos y ciudades de la isla, obteniendo copiosas limosnas de modo que, gracias a ella, se aseguró la existencia del lazareto del padre Valencia.

Para las gentes sencillas se trataba, sin duda, del alma generosa del franciscano… preciosa leyenda

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s