Himno Galego

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo:

El Himno Galego es el símbolo sonoro más solemne y transcendental de Galicia como comunidad política. Como un producto de la cultura gallega, refleja el ambiente social y cultural de Galicia, como uno de sus más importantes testimonios. Es un Himno que, desde su estreno en 1907, ha pasado por muchas vicisitudes, desde la prohibición absoluta, en tiempos de restricción espiritual y expresiva, hasta la permisividad total, sin obstáculos ni censura, pasando por situaciones intermedias, muchas veces ambiguas, en las que se ha tolerado su práctica, pero interpretado como una canción más dentro del rico folklore gallego. Surge en La Habana, fruto del espíritu organizador de un linotipista emigrante, por lo que, al igual que la Bandera y el Escudo, está vinculado al espíritu creador de la Galicia emigrante.

El día 20 de diciembre de 1907, en el «Gran Teatro» de La Habana, se estrenó el Himno gallego. En día muy solemne, en homenaje póstumo a Pascual Veiga, autor de la música, con el fin de recabar fondos para erigir un monumento a su memoria en Mondoñedo, pudo ser cantado por primera vez. En 1908, el día 13 de diciembre, la Junta General del Centro Gallego, lo declaró Himno oficial  para todas las actividades en que los organismos de la famosa entidad interviniesen.

El Himno gallego, fue pues  el resultado de un gran esfuerzo de coordinación de José Fontenla Leal. Primero, había pedido la letra a Curros Enríquez, la gran figura gallega en La Habana en ese momento, y la música a Castro «Chané», pero al no haberla conseguido con la premura que necesitaba, eligió el poema Os Pinos de Pondal, estableció contacto con Eduardo PondalPascual Veiga y el resultado fué un himno entre literario y patriótico, no muy común en cuanto a sus símbolos y, desde luego, no muy común en el sentido de que fue aprovechado un poema ya escrito y no uno escrito especialmente para hacer un himno. Fontenla Leal le llamó «Himno Regional Gallego», así como en 1890, se le había llamado «Marcha Regional Gallega», pero inmediatamente pasó a llamarse el Himno a Galicia y ya definitivamente el Himno gallego, sin que falten a veces denominaciones como Himno de Galicia.

Desde 1907 hasta 1923 el regionalismo y agrarismo cantaron el Himno gallego en sus actos y, al mismo tiempo, fue aceptado por muchos gallegos no radicalmente centralistas, los cuales no logran asimilarlo hasta la campaña electoral de 1977, etapa en que lo usan por lo menos formalmente.

Hasta 1923, el Himno gallego rubricará los actos del regionalismo, del nacionalismo y del galleguismo como elemento indispensable, pero, ese año comenzarán las dificultades, cuando, por Real Decreto del 18 de septiembre de ese año de 1923, se prohíben las banderas, afectando a todos los símbolos regionales, hasta que por Real Decreto de 9 de junio de 1930 se deroga el mencionado Real Decreto.

Las sociedades gallegas de América, como sucede cuando arrecia la censura en Galicia, intensificaron su interés por la expresión pública de los símbolos. El nivel simbólico del Himno quedó, sin embargo, en pie, aunque, en tales situaciones de represión simbólica, el Himno se transformó en una canción gallega.

Desde 1936 a 1960 se convierte en “criptopolítico”, y como mucho, puede figurar en algunos actos culturales, siempre como una canción más dentro del variado folklore gallego. Desde ese año, más o menos, comienza a interpretarse en actos de manera más explícita, pero siempre con un matiz limitado, disimulando sus aspectos más ideologicos. En los actos de folklore celebrados en Santiago de Compostela, durante las fiestas del Apóstol, comenzó en 1975 a levantarse la gente durante la interpretación del Himno, iniciándose la costumbre en la Caja de Ahorros de Santiago, para, al año siguiente, en la Quintana de Santiago, hacerlo las autoridades locales y, con ellas, todos los asistentes a los actos. La inhibición de tantos años había eliminado la condición solemne del Himno, por lo que se trataba sin consideraciones especiales, hasta esos actos, en los que los asistentes siguieron la línea abierta por los más conscientes. Puede decirse ­que el Himno, sin tener oficialidad formal, volvió a recuperar su oficialidad emocional, como la había tenido entre 1907 y 1923, y 1931 y 1936.

En las etapas de autonomismo constitutional, el Himno gallego adquiere una oficialidad fáctica o legal dentro del territorio de Galicia, compartiendo con el Himno nacional o del Estado español los correspondientes honores, lugares, funciones y privilegios. Entre 1931 y 1936 se desarrolló la primera etapa de búsqueda de autonomismo constitucional, al amparo de la Constitución republicana de 1931. Desde 1978, al amparo de la Constitución, se desarrolla la segunda etapa de creación autonómica, en este caso con una situación intermedia denominada preautonomía, y con un proceso de elaboración del proyecto de Estatuto totalmente diferente, sin la participación directa del pueblo y sin la intervención de los ayuntamientos gallegos. En la segunda etapa, debido a la exclusión de las fuerzas extraparlamentarias, gran parte del proceso autonómico se produjo fuera de las instituciones oficiales, por lo que el Himno, además de ser un instrumento de integración formal, fue, también, un instrumento de militancia y de protesta.

La letra del Himno galego es el poema de Eduardo Pondal  Os Pinos
¿Qué din os rumorosos
na costa verdecente
ao raio transparente
do prácido luar?
¿Qué din as altas copas
de escuro arume arpado
co seu ben compasado
monótono fungar?

Do teu verdor cinguido
e de benignos astros
confín dos verdes castros
e valeroso chan,
non des a esquecemento
da inxuria o rudo encono;
desperta do teu sono
fogar de Breogán.

Os bos e xenerosos
a nosa voz entenden
e con arroubo atenden
o noso ronco son,
mais sóo os iñorantes
e féridos e duros,
imbéciles e escuros
non nos entenden, non.

Os tempos son chegados
dos bardos das edades
que as vosas vaguedades
cumprido fin terán;
pois, donde quer, xigante
a nosa voz pregoa
a redenzón da boa
nazón de Breogán.fleuron

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s