Los Zafiros

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo:

En esta ocasión quiero dedicar la entrada a mi querido sobrino cubano que, a pesar de ser todavía muy jovencito, es un entusiasta incondicional del grupo:Espero que te guste, Yohan y que no encuentres demasiados errores en ella. Va por tí.

_______________________________________________________________

Los Zafiros fueron un grupo de armonía vocal cubano creado en 1961. Estuvo inspirado por grupos estadounidenses como The Platters, The Mills Brothers y The Modernaires . Formó parte de lo que se conoció en Cuba como el movimiento de filin o (feeling) y su música se fue haciendo a partir de una fusión de ritmos cubanos como el bolero, con doo-wop (conocido en español con el nombre onomatopéyico de  du-duá ), baladas, R&B (rhythm and blues), calypso, Bossa Nova y  rock.
Para los que vivieron en esta época, Los Zafiros son una  leyenda: Un fenómeno musical que definió un momento y un  lugar, los zafiros causaron una sensación dentro y fuera de La Habana entre los años 60 y principios de los años 70.  Aunque gozaron de la aclamación internacional, viajando extensamente por todas partes de Europa, permanecieron desconocidos en U.S.A. como resultado del clima político de la guerra fría.

Los Zafiros, fueron sin discusión alguna, el mejor cuarteto vocal cubano de todos los tiempos. Voces bien acopladas, bellos timbres melódicos, con un estilo único y original, que iban de la conga al calipso, de la rumba al bolero y a la balada con un toque de cubanía muy original.
Leoncio (Kike), Morúa y  Miguel Cancio (Miguelito), formaron Los Zafiros en Cayo Hueso, un barrio de La Habana. Durante una serie de audiciones, Miguel y Kike encontraron a su otro miembro, Ignacio Elejalde trabajando en una barbería de la Habana. Su voz de tenor-soprano (contratenor) que desplegaba  con apasionamiento, trabajaba en los más altos registros.

Sus miembros fundadores fueron:
Leoncio Morúa (Kike)
Miguel Cancio (Miguelito)
Ignacio Elejalde, con un alto registro como tenor
Eduardo Elio Hernández (El Chino)
Néstor Milí Bustillo, como director musical y guitarra.
Manuel Galbán guitarrista pasó a ser posteriormente su director musical.

Desde sus comienzos, el grupo gozó de cierta popularidad vendiendo muchos discos y realizando giras por toda Cuba y por el extranjero. Tuvieron una participación importante en el film ” Soy Cuba” (una producción cubano-soviética) con su interpretación Amor loco y también se presentaron en el festival Varadero.
Lamentablemente, la indisciplina y el carácter autodestructivo de algunos miembros limitó grandemente la capacidad de desarrollo del grupo. Dos de sus miembros murieron muy jóvenes. Ignacio murió en 1981 de hemorragia cerebral a la edad de 37 años y Kike en 1983 de cirrosis hepática. El Chino, afectado por problemas de visión y del habla  vivió sólo en Cayo Hueso hasta el día de su muerte el 8 de agosto de 1995 a los 56 años de edad. Miguel Cancio vive en Miami.
Un paro cardiaco terminó con la vida de Manuel Galbán en La Habana. Se había convertido en un pivote importante en algunos de los discos de los músicos participantes en el proyecto Buena Vista Social Club, para rematar con un disco solista fuera de serie, testimonio de su estilo único. Manuel Galbán vivía con su esposa Magda en la misma casa que ocupaban en los días de Los Zafiros. Galbán continuaba activo en la escena musical cubana a través de su trabajo con Buena Vista Social Club y como artista de grabaciones para el sello discográfico World Circuit.
En 2001, World Circuit realizó una sesión de grabación especial para Galbán y Cancio en EGREM, con Orlando Lopez (Cachaíto), Roberto García y Bernardo García (Chori). Cancio y Galbán grabaron 2 de sus antiguas canciones, las cuales juegan un rol estelar en el film Los Zafiros “Music from the Edge of Time” y marcan la primera grabación de ambos después de treinta años.
Originario de Gibara, Holguín, comenzó a tocar desde los 13 años en la Orquesta Villa Blanca, pero su florecimiento llegaría con Los Zafiros. El guitarrista recordaba en una entrevista ese tiempo como “días de vino y rosas”, era la década prodigiosa de 1960, en la que imperaba en el mundo el sonido electrónico de Los Beatles: “Nosotros, con sólo una guitarra y cuatro voces, pusimos a gozar a Cuba y a algunos países que visitamos en 1965”. En el Olympia de París, donde no canta cualquiera, les aplaudieron nueve minutos. En Moscú le tocaban la garganta a Ignacio Elejalde para ver qué tenía dentro.
El sonido único de su guitarra hizo una pareja espléndida con la voz sutil de Ibrahim Ferrer en su debut discográfico como líder, así como en grabaciones de Omara Portuondo, Israel Cachaíto López y Guajiro Mirabal. Como resultado de estos proyectos desarrolló un intenso intercambio con el también guitarrista Ry Cooder, como se oír en su prodigioso Mambo Sinuendo, disco que le hizo ganar un Grammy.
Nick Gold, productor de Buena Vista Social Club y discos subsiguientes, lo destacó como “un tesoro de la música cubana” y como “irremplazable”. Ganador de distinciones como la Orden de la Cultura Nacional en Cuba, su mayor premio fue templar las cuerdas de su guitarra. No podremos escucharlo en vivo, pero nos quedan sus discos para repasar sus aportaciones y esperar su grabación inédita Blue cha cha.

El cuarto cantante que se unió fue el alto y buen mozo Eduardo Elio ‘El Chino ‘ Hernández, que con su melodiosa voz y aire seductor, se convertiría, al igual que Kike, en los roba corazones del grupo. Manuel Galbán ya un músico reconocido en Cuba se entrevista con el grupo para discutir el trabajo de director musical y guitarrista. Después de oírlo tocar sus tonadas sin igual de rock & roll y Duane Eddy música de resaca, los muchachos ya sabían que tenían al quinto hombre del equipo. Su mezcla sensual de  Buena música internacional, Rumba, R&B, inspiración Americana del Doo-doo-Wop, Bolero, Calypso, Bossa Nova  y la herencia multicolor de su Cuba nativa, pronto les traería  la admiración femenina y con frecuencia su música seria oída en la radio cubana, convirtiéndolos en algo así como los Beatles cubanos.

Cuatro décadas después de la formación del grupo, el renombre de Los Zafiros continúa hasta nuestros días, provocado por el exitoso lanzamiento en 1998 de “Bossa Cubana” por World Circuit Record (Buena Vista Social Club). En la popular battle-of- the bands programa de radio presentado por Adrián Mesa en la 92. 3 Clásica-FM en Miami en diciembre de 2001, Los Zafiros reciben la mayoría de votos en llamadas. Inmigrantes cubanos que viven en Miami colman con entusiásticos halagos al grupo y se preguntan qué ha pasado con el grupo de Cayo Hueso Doo-doo-Wop que atrajo una vez la atención del mundo.
El único miembro de Los Zafiros que deja Cuba, Miguel Cancio emigra a Miami en 1993 para reunirse con sus hijos que se habían ido de Cuba hacia ya trece años. Aunque él dejo su patria y cortó su relación con la música, Cancio todavía usa orgulloso el anillo que dio nombre  a Los Zafiros. Comprado por un borracho en las afueras de los estudios de CMQ en 1956, este se ha convertido en una marca registrada indeleble de Los Zafiros y un recordatorio importante del pasado musical de Cancio.
Noventa millas de océano y cuatro décadas de tensión política han separado a Cancio de su patria por casi diez años. Su retorno a La Habana en Diciembre de 2001 para participar en un documental y reunirse con Manuel Galbán, el único otro miembro que sobrevivía de Los Zafiros, lo llenó de emoción y entusiasmo. De la misma forma que antes hace cuarenta años los unió, la pasión por los lazos musicales estos dos hombres Cancio y Galbán, los llevó  a visitar la gente y los locales que desempeñaron un papel importante en la formación y éxito de Los Zafiros. Hicieron un viaje a las afueras de La Habana al Hotel Oasis en Varadero, primer lugar donde el grupo tuvo su primera presentación profesional “out of town”en octubre de 1962. Ya estando en Varadero visitaron  a dos hermanos de ‘Kike’ Leoncio Morúa, cantaron, comieron mucha langosta, bebieron y recordaron.

Los nuevos zafiros
En 1987, Eduardo Elio Hernández (El Chino), con la ayuda del musicalizador Mariano Suárez del Villar reestructura el grupo vocal, con cuatro nuevas voces, una guitarra y él como figura estrella.
Tras hacer una convocatoria de voces son aceptados Jorge Echevarría, Enrique Calderín Rivero, Alberto Caballero y el guitarrista Amado Martínez. Contaron con la orientación de Manuel Galbán resultando acogidos por el público con mucha expectativa y entusiasmo siendo reconocidos desde el primer momento como Los Nuevos Zafiros debutando en junio de 1987 en la emisora Radio Progreso, junto a la orquesta Aragón.

Tres años se mantuvo El Chino en el grupo, poco después falleció. El grupo reapareció en 1991, en el cabaret Capri iniciando posteriormente el Festival Boleros de Oro. En 1995 viajan a Estocolmo, Suecia para actuar en la salsoteca “La Isla”. En 1997 recorrieron Madrid y otras 15 ciudades, a las que son invitados nuevamente en 1998 para actuar en 27 ciudades hispanas. En 1995 ya habían grabado su primer disco con Magic Music y Artex.
El director de los actuales Zafiros, Jorge Echevarría, ha dicho :
Nosotros hacemos un homenaje a los grandes Zafiros. Respetamos mucho la leyenda de un grupo vocal que llenó un capítulo en la música de la década de los sesenta, que sigue gustando y no se han podido superar.

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Los Zafiros

  1. Jorge Alberto Frade dijo:

    Solo dar gracias a Dios que todavía queden personas que les guste halagar a la música de ese cuarteto único en la música mundial, recordemos que ninguno de sus integrantes vocales tenía formación musical ni coral ni armónica y se presentaron en el Olympia de Paris y recibieron una de las más sonadas ovaciones que se recuerden en ese teatro (y estamos hablando de París).Cuando se haga la historia del Bolero en Cuba espero que entre los mayores exponentes de ese género se incluya a Eduardo Eliot Hernandez Mora, más conocido como “El Chino” de Los Zafiros no recuerdo a nadie como con ese filin, y yo soy de ESA época y también tuve la dicha de conocerlo y compartir con él. Ole

    • almejeiras dijo:

      Estimado Jorge Alberto: Aprecio mucho su comentario sobre Los Zafiros. Estoy de acuerdo en todo lo que dice y lo suscribo plenamente.
      Me alegro de que le guste este tipo de música que poco a poco va desapareciendo sepultada por la implacable modernidad.

      Quedo a su disposición y le mando un saludo fraternal.

  2. JORGE dijo:

    MUCHAS GRACIAS POR ESTE ARTICULO TAN INFORMATIVO. SOY GRAN FANATICO DE LOS ZAFIROS. TENGO LA GRAN MAYORIA DE SUS GRABACIONES, SINEMBARGO HAY ALGUNAS COMO “LA NADA NADA INSPIRA” QUE SON IMPONSIBLE ENCONTRAR. POR FAVOR SI PUDIERA AYUDAR A ENCONTRARLA . UN MILLON DE GRACIAS. JORGE

    • almejeiras dijo:

      Estimado amigo Jorge:
      Muchas gracias por tu comentario. Yo tampoco tengo “La nada, nada inspira” y aunque ya he buscado bastante, de momento no he podido conseguirla (al menos de forma gratuita) aunque seguiré insistiendo.
      En varios viajes que hice a La Habana, traté de encontrar algún disco pero apenas encontré nada de Los Zafiros. Todo lo que tengo, incluida una película, lo encontré en la Red.Cuando vaya este verano allá lo seguiré intentando.
      Un abrazo y un saludo cordial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s