Espeleología en Cuba

Quiero dedicar este artículo a mi estimado compañero y amigo, Francisco Martínez García, que además de cantar conmigo en la Coral Polifónica Máximo Gorki, es un excelente espeleólogo gallego. Paco es miembro del Espeleo Club Aradelas de Vigo y ya tuvo la oportunidad de viajar a Cuba para estudiar sus espeluncas. Tengo que decir que en esta ocasión, la mayor parte de lo que voy a relatar es obra suya. Le agradezco además la enorme cantidad de información que me suministró sobre la espeleología en la Perla de las Antillas.

También es de justicia decir que los errores que sin duda tendrá este escrito no son suyos. Reclamo para mí todo ese “mérito”.

                                                                                                                                                               

La espeleología es la Ciencia que se ocupa de la exploración, estudio de la formación, origen y naturaleza de las cavidades naturales subterráneas del suelo terrestre, así como de su fauna y flora.

La palabra se tomó del griego spelaion (σπηλαιου) que significa cueva. Esta Ciencia investiga, topografía y cataloga todo tipo de descubrimientos subterráneos. En ella se hallan implicadas muchas disciplinas entre las que destacan la geografía, geología, hidrología, zoología, antropología, arqueología y paleontología.

Una buena parte de las grutas de Cuba tienen un origen kárstico. La palabra «karst» proviene de Carso/Kras, región italo-eslovena de mesetas calcáreas de una configuración característica. La palabra fue germanizada en «karst», cuando el país fue incorporado al  Imperio austrohúngaro e introducida en 1893 por el geógrafo serbio, especializado en geomorfología, Jovan Cyijic en su libro Das Karstphänomen. El relieve de estas zonas está condicionado principalmente por la disolución de las rocas según un proceso que se llama «karstificación».

Dicho fenómeno se produce cuando el agua se carga de bióxido de carbono originándose ácido carbónico que se disocia rápidamente haciendo que el agua se torne ligeramente ácida. Esa acidez  es suficiente para atacar y disolver la roca caliza  formándose así bicarbonato de calcio que es transparente y muy soluble en el agua. Este proceso de disolución de la roca está favorecido por la abundancia de agua, la concentración de CO2 en el agua (que aumenta con la presión) y la baja temperatura del agua (cuanto más fría esté el agua, más cargada estará de CO2) .

El karst se produce entonces por disolución indirecta del carbonato cálcico de las rocas calizas debido a la acción de aguas ligeramente ácidas. El agua se acidifica cuando se enriquece en dióxido de carbono y cuando atraviesa un suelo, reacciona con el carbonato que es la roca, formando bicarbonato, que es soluble. Las aguas superficiales y subterráneas van disolviendo la roca y creando galerías y cuevas que, por hundimiento parcial, forman dolinas (depresiones kársticas) y por hundimiento total, cañones.

Cuando el agua, cargada de gas y piedra caliza disuelta en forma de bicarbonato cálcico, llega a una cavidad más grande que las fisuras por las que ha pasado, puede evaporarse lentamente y las sales disueltas en el agua llegan a cristalizarse en determinadas circunstancias, por ejemplo, al gotear desde el techo de una cueva hacia el suelo, formando estalactitas en el techo, estalagmitas en el suelo o columnas cuando estas dos formas llegan a unirse. Si se estanca en una cavidad, se pueden formar geodas.

Como regla mnemotécnica recuerde el lector que las estalactitas están arriba [están altitas] y las estalagmitas, en el suelo.

La espeleología cubana está representada por la Sociedad Espeleológica de Cuba (SEC) fundada en 1940 por Don Antonio Núñez Jiménez. Fue la primera sociedad espeleológica del Nuevo Mundo.

La Expedición Geográfica a Oriente comenzó en el año 1945 cuando tres miembros de la SEC lograron ascender al Pico Turquino y navegar por el río Toa hasta entonces desconocido. El grupo de la SEC hizo exploraciones en la cuenca del Río Cuyaguateje, descubriéndose que ese río cruzaba la Sierra en dos oportunidades antes de salir al Valle de Luis Lazo. Núñez Jiménez estudió y publicó después su tesis sobre las Cuevas de Bellamar, descubrió la Gran Caverna de Santo Tomás, las Cuevas de Caguanes y otras muchas por todo el país.

Núñez nació en 1923. Este científico cubano fue profesor de la Universidad de Las Villas (1955), Director Ejecutivo del Instituto Nacional de la Reforma Agraria (1960-1962), presidente de la Academia de Ciencias de la República (1962-1972) y en 1960 fue designado Embajador Extraordinario y Plenipotenciario en viaje a la Unión Soviética, siendo ésta la primera delegación oficial de Cuba en la URSS. Con ese mismo rango presidió las delegaciones oficiales a todos los países socialistas en los primeros años de la Revolución. También representó a Cuba en reuniones internacionales de la FAO. En 1972 fue nombrado embajador en Perú, falleciendo en 1998. Está considerado como el padre de la Espeleología Cubana.

Conviene destacar el hecho de que Antonio Núñez Jiménez publicó en 1954 un importante libro titulado Geografía de Cuba en el que denunciaba, entre otras cosas, como vivían los campesinos en Cuba, y cómo los latifundistas se beneficiaban del uso y tenencia de la tierra, lo que hizo que el gobierno de Batista, mandara retirar, quemar y destruir dicho libro y que se detuviera a su autor.

Según Salvador Massip Valdés, profesor Emérito de la Universidad de La Habana y eminente geógrafo de la espeleología cubana, se pueden distinguir 3 épocas:

– La primera se caracteriza por el entusiasmo y el carácter autodidacta tanto en la adquisición de conocimientos técnicos como en la fabricación de materiales para la exploración. El interés era tan grande que en el breve plazo de 3 años se realizaron más de 200 exploraciones en cuevas de todas las provincias de Cuba.

– La segunda época se sitúa a partir de 1948 cuando el fundador de la SEC publica en la revista LUX su artículo “Clasificación Genética de las cuevas cubanas”. Era la primera clasificación que se había hecho de las cuevas del país. También tuvo lugar el primer curso de espeleología bajo los auspicios de la SEC. El curso se realizó en 1954 y en él se impartieron materias como técnica de exploración subterránea, levantamiento de mapas y croquis, recolección de fauna y excavaciones arqueológicas. Como ya se dijo anteriormente en 1955, los agentes de Batista decomisaron la obra de Núñez Jiménez y ordenaron que fuera quemada.

– La tercera época comienza con el triunfo de la revolución y al crearse en 1962 la Academia de las Ciencias de Cuba, se incluye la espeleología entre sus actividades. Esta tercera época es la más importante y fructífera porque los espeleólogos ya habían alcanzado experiencia y madurez científicas. Las exploraciones son cada vez más completas incluyendo la espeleobiología, la medicina, el clima subterráneo, la espeleobotánica, la arqueología etc, etc ……

En esta época se hacen importantes estudios de Karstología especialmente los de Núñez Jiménez con su obra “Los carsos de Cuba” en colaboración de otros profesores de la antigua Checoslovaquia donde hay una enorme manifestación del fenómeno karstico.

La tercera época se termina en 1990 con el Primer Congreso Cubano de Espeleología. A partir de ahí y debido a la situación económica que vive la isla producto del cruel bloqueo, las actividades están sufriendo un relativo período de estancamiento que se mitiga con la solidaridad y el entusiasmo de los espeleólogos locales y de los foráneos que visitan la isla.

Puede ser interesante conocer algunos datos record siempre  según Núñez Jiménez:

La cueva más larga de Cuba es la Gran Caverna de Santo Tomás cuyas galerías tienen 45 kms. Le sigue la cueva de los Perdidos y la de Majaguas-Cantera con 26 y 25 kms respectivamente. Todas en Pinar del Río. La cavidad más profunda es la cueva “Cuba-Magyar” en el Escambray con 390 m. de profundidad. La furnia de vertical absoluta más profunda tiene 145 m. es la de “Pipe” en las Lomas de Baire (Sierra Maestra).

El hoyo-furnia más profundo es el del “15 de enero” en la Sierra de los Órganos con 290 m. en vertical. La cueva inundada más larga es la de “Los tanques de Cristalito de la Papaya” que tiene 1070 m. siguiéndole la de “Juanelo Piedra” de 375 m. El lago subterráneo más profundo de Cuba es el de Casimba XXXV Aniversario en la península de Zapata con 70m. de profundidad.

La cueva submarina más profunda tiene 70 m. bajo el nivel del mar y se llama “Ojo del Mégano” en el centro de Cuba. La sala de más puntal es la de “Los Pájaros” en la Gran Caverna de Majaguas-Cantera con 128 m. La estalagmita más alta pertenece a la cueva “Martín” en el Escambray con 67m. de altura.La paleta más grande está en la cueva de “Las Antorchas” en la Gran Caverna de Santo Tomás con 5,65 m. de largo.La gruta más alta de Cuba es la del “Aura” a unos 1200 m. en el Turquino. La cueva más alta de origen cárstico es la de “José de Salas” a 950 m. en el Escambray.

Es posible que alguno de estos datos hayan variado ya que las recientes expediciones (en las que también han participado españoles) en el Sistema Palmarito hayan modificado los records anteriores.

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s