Polo Montañez : Guajiro Natural

Fernando Borrego Linares nació el 5 de junio de 1955 en la zona conocida por El Brujito en la Sierra del Rosario, (Pinar del Río) . Hijo de Julio y Lucrecia, su padre se dedicaba a hacer carbón por lo que iba de un lado a otro del lomerío siempre buscando la forma de estar cerca del monte, su principal materia prima y cambiando constantemente de casa que  construía humildemente con techos de guano, yaguas (hojas de palma) y piso de tierra.

Vivió en la Cañada del Infierno, Casa Blanca, Finca del Cusco y, en el año 1972 ocupó una de las viviendas en la comunidad Las Terrazas. A Julio le gustaba la música y para invertir el escaso tiempo libre, integró el grupo Cantores del Rosario con el que amenizaban guateques y serenatas en todo el lomerío.

Polo Montañez, que era su nombre artístico, era un excelente cantante y compositor. Llegó a ser el tercer cubano premiado con un Disco de Platino gracias a su primer CD “Guajiro Natural“, al que siguió “Guitarra Mía“. Autor de más de 100 canciones, cantante de las sonoridades típicas de los campos fue una figura mítica por su historia y por su sencillez.

De pura formación autodidacta, organizaba las fiestas nocturnas del lugar, tras las jornadas de trabajo en los más variados oficios que tuvo en su vida. La crítica le reconoce el mérito de universalizar los ritmos más auténticos de las campiñas de Cuba. Su estilo y rápida inserción en el mundo musical cubano, partieron del modo en que se impuso en el gusto popular.

Su afición a la música comenzó  ya a los siete años mientras su  padre tocaba el acordeón y su madre bailaba. Polo se subía en un cajón y tocaba la tumbadora que no era más que un tronco de aguacate pulido con cuero de panza de vaca. Pronto comenzó a cantar y a tocar la guitarra convirtiéndose en el líder del grupo.

Laboralmente, tuvo varias ocupaciones: Carbonero, ordeñador de vacas, tractorista y cortador de caña. Compuso su primera canción en 1973, a la que tituló “Este tiempo feliz”,  y aunque después siguió creando muchas más, las guardaba en un cajón porque no las consideraba de valor.

Se había criado en un ambiente muy musical, a pesar de los apremios económicos familiares. Durante las noches escuchaban la radio, el único entretenimiento posible en ese momento, donde el pequeño Fernando se aprendía de memoria, con gran facilidad, las canciones románticas de los cantautores españoles e italianos de ese momento. Más tarde se interesó por las cuerdas, ejecutando la guitarra con notable talento y un oído musical impecable. Así se percató de que entre las cuerdas y la percusión estaba el camino de la música cubana que más tarde se trazaría como un objetivo en la vida.

Más tarde formó parte de un sexteto familiar integrado por su padre, sus hermanos y otros familiares y amigos. En los años 90 inició su carrera profesional como vocalista y tresero. Componía con una mezcla de géneros, tomando como referencia los ritmos que iba conociendo, de manera que fue formando un estilo propio con temas sobre sucesos personales o ajenos impregnados de elementos campesinos: La yunta de buey, el olor del carbón, el aroma del batey (zona donde se descarga la caña).

Genéricamente, se adscribió a distintos tipos de sones, guarachas o piezas cercanas a la canción. Así componía sin saber escribir las notas musicales de sus obras, de modo que tenía que contratar a un transcriptor cada vez que concluía una melodía, o memorizarla con enorme esfuerzo.  Se decía que Polo componía mientras caminaba o iba montado en  un tractor, mientras nadaba o andaba bajo la lluvia, cuando sembraba la tierra… y hasta cuando dormía.

Polo y su grupo musical valoraba mucho el uso de las voces, que no solo utilizaban en los coros, sino además en el cuerpo de la pieza, reservando espacio al tratamiento del texto, en el cual es relevante la utilización de lo cotidiano a partir de la memoria afectiva y motivos que en apariencia eran intrascendentes».

Las temáticas preferidas de Montañez eran sobretodo las relaciones amorosas, la figura femenina y la popularidad artística. A los 44 años contaba con más de 70 canciones propias, escritas de forma autodidacta, pues no tenía ninguna formación profesional ni conocimientos musicales que no sean los que aprendió de escuchar los sonidos del monte. Su banda simplemente seguía el tono de su voz con los instrumentos y con una maestría impecable se generaban armonías bellísimas con imágenes poéticas de sorprendente lirismo.

Al fundarse el Complejo Las Terrazas, Polo dejó de lado a la sierra y el hacha para dedicarse exclusivamente a la canción y su grupo comenzó a actuar las diferentes instalaciones turísticas del lugar, entre ellas el Hotel Moka, el Rancho Curujey y el Cafetal Buenavista. En ese quehacer, lo conoció el productor José da Silva, propietario de la discográfica Lusafrica  que ya había promovido a la cantante Cesaria Évora,decidió hacer un disco con él y le propuso un contrato para grabar varios discos. De ahí nació el CD Guajiro Natural grabado por la casa discográfica LUSAFRICA, del cual se vendieron en Colombia más de 40.000 copias para obtener los Discos de Oro y Platino y ser reconocido como el artista internacional más escuchado. Un año más tarde registró su segundo CD titulado Guitarra Mía.

En menos de tres años y con solo dos discos grabados, Polo Montañez saltó a la fama y se convirtió en ídolo popular en Cuba, gracias, entre otros detalles, a su sencillez y a un carisma cautivador. Su esencia campesina, que defendió incluso en los sitios más cultos de dentro y fuera de Cuba, ayudó a fomentar esa especie de veneración que le profesaban.  Las cifras de espectadores en sus conciertos rompieron todas las expectativas. Se juntaban miles y miles los niños, jóvenes, adultos y ancianos abarrotando los lugares donde se presentaba.

Su popularidad comenzó con la salida al mercado internacional de su primer disco ‘Guajiro Natural’, En menos de un año —la segunda mitad del 2001— pasó a encabezar las listas de éxitos de las radios del país con el tema ‘Un montón de estrellas’. Con este y otros temas de su primer disco, Guajiro natural, conquistó al público colombiano y se abrió paso en otros países de América Latina y de Europa occidental. Tras su muerte salió al mercado un tercer disco de tributo a su memoria. Su nutrida obra de compositor sobrepasa el centenar de canciones, la mayoría inéditas, comprendidas en diversos géneros musicales.

Polo Montañez estuvo cinco veces Colombia y visitó Francia en dos oportunidades. También estuvo en Portugal, Bélgica, Holanda, Italia, México, Ecuador y Costa Rica.

El cantante pasó a la inmortalidad, como consecuencia de un accidente de tráfico mientras conducía su Hyundai Accent el 26 de noviembre de 2002 en el que también murió su hijastro . Montañez fue  intervenido quirúrgicamente por las múltiples fracturas que sufrió en el cráneo al chocar el auto que conducía con un camión de carga que transitaba sin luces por la carretera. Regresaba con varios parientes y amigos a su domicilio en la localidad de San Cristóbal, provincia occidental de Pinar del Río, tras participar en un festejo familiar en La Habana. El artista, de 47 años, estuvo varios días  en estado muy grave, debido a que habían surgido elementos de origen cardiovascular que comprometían su evolución neurológica, permaneciendo sin mejoría.

Fue una semana agónica, en la que su pueblo siguió minuto a minuto los avatares de su gravedad. Día y noche, de un extremo a otro del archipiélago, los cubanos manifestaron su solidaridad y los más encendidos votos por la recuperación del artista que finalmente falleció en el hospital Carlos J. Finlay.

Un aura de misticismo lo envolvió después ya que se sostiene que él mismo profetizó su meteórica carrera y su muerte, y por otro lado nadie podía explicar bien  cómo un campesino prácticamente iletrado pudiera concebir melodías tan actualizadas, viviendo en parajes tan apartados dentro del monte, alejado de todo. Polo Montañéz es reconocido nacional e internacionalmente como uno de los cantautores más populares de Cuba, considerado una leyenda sin precedentes por prestigiosas personalidades de la música en el mundo.

http://k005.kiwi6.com/hotlink/6a4ogalgjw/polo_montanez_guitarra_mia.mp3%20

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s