Jazz cubano: Gonzalo Rubalcaba

Estimado lector que rozas una vez más la suave y policromada pluma del Tocororo:  

Gonzalo Rubalcaba es uno de los máximos exponentes del Jazz cubano. Nacido en La Habana en 1963 es un formidable pianista y compositor. Su verdadero nombre es Julio Gonzalo González Fonseca.

Pertenece a la era post-bop y es un virtuoso instrumentista considerado como una de las principales figuras del jazz afro-cubano. Post-bop es el nombre de la música realizada por un grupo de músicos de jazz en los comienzos y mediados de la década de 1960. Consiste en una evolución de la corriente principal del jazz (mainstream)  y que dio origen a una de las vías de desarrollo del género hacia 1970. Se utiliza el término post-bop para nombrar a aquellos músicos de jazz que, partiendo del hard bop o el bebop, fueron influidos por las vanguardias del free jazz, pero sin ser necesariamente asimilables con ninguno de estos géneros.

A los 7 años empezó a estudiar piano, en el Conservatorio Amadeo Roldán de La Habana, donde además estudió percusión aunque como él reconoce, el principal artífice de su amor por este instrumento fue su padre, Guillermo Rubalcaba González, destacado pianista y director de agrupaciones de música popular, el cual le enseñó las primeras lecciones musicales y la disciplina que exige el aprendizaje del piano. Más tarde recibió lecciones de la gran pedagoga y pianista Ñola Sahig (Juana María Sáinz Sahig,descendiente de árabes-libaneses fue  promotora cultural del arte y la cultura árabes, fundando y dirigiendo sociedades e instituciones cubano-árabes)

A los 20 años sale de gira por toda Europa y algunos países de África, con la Orquesta cubana Aragón. Su cambio definitivo por el jazz se produce cuando conoce al bajista Charlie Haden, y se incorpora a su grupo, desde ese momento comienza a considerarsele como uno de los grandes pianistas de jazz afro-cubano contemporáneo. Su música, tal y como él mismo admite, está hecha para ser más sentida que escuchada.

Desde muy joven trabajó en varias orquestas y acompañando a solistas como la cubana Beatriz Márquez, con la cual asistió en 1980 al Festival Internacional de Buga, Colombia, donde ganó el primer premio de orquestación. En esta primera etapa de formación creó en 1978 su propio grupo, Proyecto, en el cual actuó como baterista, pianista, compositor y arreglista hasta finales de los años 80 cuando se  consolidó su carrera internacional como solista.

En 1983 fundó el grupo Proyecto, con Gonzalo Rubalcaba, director y piano; Felipe Cabrera, fagot y bajo; Horacio Hernández (El Negro), drums, Roberto Vizcaíno, percusión cubana; Lázaro Cruz, trompeta y fliscorno; Rafael Carrasco, flauta y saxofón tenor; Reinaldo Melián, trompeta y fliscorno; con este grupo participó, en 1985, en el Festival Mar del Norte de Holanda, desde donde continúa viaje hacia Inglaterra para presentarse durante el Festival de Grupos Cubanos de Jazz Latino en el Ronnie Scott Club; se presentó en la Jornada de la Cultura Cubana efectuada en España; en Monte Fuji, Japón; Bélgica; República Federal Alemana; Montmartre; Copenhague; Festival Stinks, Amberes; Club Paraíso de ámsterdam; Festival Salsa en Berlín Occidental, en el que participaron, además, Irakere, Ray Barreto, Azymuth, Gato Barbieri, Tania María, Michel Camilo, Astrud Gilberto, Ornette Coleman, Al Dimeola y Phil Woode.

En las primeras ediciones del festival Jazz Plaza de La Habana llamó mucho la atención con sus solos de piano, su rica improvisación y un gran derroche rítmico. En ese festival (1986) causó impresión al gran trompetista norteamericano Dizzy Gillespie y como resultado de ese encuentro grabaron juntos el LP Gillespie en vivo con Gonzalo Rubalcaba. En 1986 firmó contrato con la casa de discos alemana Messidor para la que grabó los discos Gonzalo Rubalcaba (1986), Live in Havana (1986), Mi gran pasión (1987) y Giraldilla (1989).

Antes de concluir los 80 ya había conquistado los premios EGREM (1986 y 1987), premio en el Festival Benny Moré 1987, además de un amplio reconocimiento internacional por sus discos y giras por Japón, Canadá, Brasil, Grecia, España y otros países. En 1987 grabó con la Orquesta Sinfónica Nacional cubana el disco Concierto negro, su primera incursión en la música sinfónica aunque sin abandonar el latin jazz, donde combinó elementos yorubas con música cubana y otros géneros. Al año siguiente redujo su grupo a cinco integrantes y enriqueció su labor con medios computarizados. En esta línea una de sus primeras partituras fue la concebida para el filme Cartas del parque, de Tomás Gutiérrez Alea.

Desde 1992 fijó su residencia en República Dominicana, incrementando desde entonces sus giras por el mundo y sus grabaciones discográficas. Para el sello Blue Note ha grabado más de 10 discos, entre ellos Discovery (1990), The Blessing (1991), Suite 4 y 20 (1992), Live in the USA (1994-96), Antiguo (1997), The Trío (1998) y Supernova (2002), varios de ellos nominados al Grammy. Con el disco Supernova obtuvo el Grammy Latino 2002 y en el 2006 obtuvo nuevamente ese galardón con el disco titulado Solo. En estos últimos años ha continuado sus presentaciones junto a su trío y con otras importantes figuras y agrupaciones de salsa, el jazz y otros géneros. Ha participado en discos de Isaac Delgado, Juan Luis Guerra (Bachata Rosa), Francisco Céspedes (Con permiso de Bola) y Charlie Haden (Nocturno).

Actualmente reside en Fort Lauderdale, Florida, Estados Unidos. El reconocido crítico Ben Ratliff en “The New York Times” dijo de él: “Su sonido al piano es de una precisión casi sobrenatural, y es capaz de encontrar una intensidad única tanto en los tiempos rápidos como en las baladas”

Con una sólida educación musical y un gran talento, Gonzalo produjo su Disco número 13, Inner Voyage, posiblemente el disco de Jazz más importante de su amplia discografía. En su repertorio encontramos temas clásicos del género, como Caravan, (Ellington, Mills y Tizol) donde demuestra el dominio de la estética formalista y las acariciadas influencias de la música de su origen, la cubana, creando una versión llena de Jazz tradicional y el sentimiento de música Afroantillana aprovechada al máximo por sus conocimientos de la materia e instrucción académica.

Joao, una composición inspirada en su hijo, de hace ya diez años, marca la inspiración y su compromiso como compositor, respetando los valores musicales y expresándolos con humildad y calidad.

El músico cubano Gonzalo Rubalcaba ha sido incluido entre los 59 pianistas más importantes del siglo XX, en la última edición de 1999 de la revista Piano & Keyboard. Virtuoso del jazz que ha introducido en sus interpretaciones y composiciones mucho del mundo musical cubano, aparece junto a figuras internacionalmente conocidas como Vladimir Horowitz, Bela Bartok, Wilhelm Kempff, Mitsuko Uchida, Arthur Rubistein, Duke Ellington y Liberace.

 

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s