La malanga

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo:

El término MALANGA que habitualmente usamos en Cuba y otros países del Caribe es confuso y abarca especies muy diferentes. Esto es muy frecuente en el reino vegetal y por eso es preferible utilizar los nombres cultos de la taxonomía científica para evitar errores.

Se trata de diversas plantas como la Arum sculentum, la Caladium sculentum y la Colocasia sculenta, propias de las regiones tropicales. Su tubérculo es un alimento importante en las zonas rurales. Hay variedades no comestibles que se utilizan como plantas ornamentales. Sus hojas son acorazonadas.arum sculentum

Se trata de una vianda como la papa, el boniato o la yuca. El almidón de la malanga es fácilmente digerible, por lo que se puede consumir como sustituto de la leche usándose en alimentación infantil.

Colocasia sculenta es comúnmente llamada taro (del tahitiano), raramente llamado kalo (del hawaiano) o cará en Brasil y malanga en Puerto Rico, México, República Dominicana, y Cuba. En las Islas Canarias, Colombia y Costa Rica se conoce por “ñame” aunque este término se refiere en los otros lugares del planeta a otras plantas comestibles del género Dioscorea. En Venezuela se le conoce como ocumo chino, en Panamá como otoe, y en Sudáfrica se conoce como madumbe.Colocasia sculenta

Es una planta perenne tropical que se usa principalmente como vegetal por su cormo comestible (Un cormo es un tallo engrosado subterráneo, de base hinchada y crecimiento vertical que contiene nudos y abultamientos de los que salen yemas) y también como verdura. Las flores raramente se usan. Está emparentado con las especies de los géneros Xanthosoma y Caladium, usadas como ornamentales y en ocasiones llamadas oreja de elefante. Tanto esta especie como las cultivadas de Xanthosoma comparten sustancialmente los mismos usos y algunos nombres, incluyendo mafafa, malanga, callaloo, pituca, chonque, bore, papa china, tetechcamote, pelma o cocoñame.

Es un alimento tradicional en muchas áreas tropicales del mundo. La planta es indigerible si se come cruda debido a las sustancias ergásticas en las células de la planta. Produce severos problemas gastrointestinales a menos que se cocine.

Como en casi todas las verduras, las hojas de taro son ricas en vitaminas y minerales. Son buena fuente de tiamina, riboflavina, hierro, fósforo, y zinc, un buen recurso de vitamina B6, vitamina C, niacina, potasio, cobre y manganeso. Los cormos de taro tienen un alto contenido en almidón y son fuente de fibra dietética. El ácido oxálico puede estar presente en el cormo y especialmente en la hoja, por lo que no puede ser ingerido por personas con problemas de riñones, gota o artritis reumática.

El taro se hierve, se cuece, o se corta y se fríe como tempura. La variedad pequeña redonda se pela y hierve, se vende a veces congelada, empacada con sus propios líquidos o enlatado.

En Venezuela se come simplemente hervido como acompañamiento de carne o pescado desmechados y guisados o bien se incluye en el sancocho.

Xanthosoma

Xanthosoma es un género de cerca de 50 especies de plantas tropicales y subtropicales de la familia Araceae. Son todas nativas de América. Varias especies son cultivadas por sus cormos ricos en almidón, y son una importante fuente de alimento en varias regiones. Son conocidas como mafafa, otoe, malanga, cocoñame, ocumo, bore, yautía, chonque, macabo, rascadera, quequisque y tania.

Otras especies (especialmente X. roseum) son utilizadas como plantas ornamentales, y popularmente se les conoce como hoja elegante por sus lustrosas y grandes hojas, u oreja de elefante por cierto parecido de la gran hoja con la oreja del elefante. Otra variedad de esta especie tiene las hojas rasgadas pero con sus partes unidas en el filo de la hoja, y es llamada costilla de Adán.

Son hierbas con 3 a 18 segmentos. Las hojas de la mayoría de las especies de Xanthosoma tienen de 40 a 200 centímetros de largo, son acorazonadas sagitadas (con punta). Al contrario de las del género Colocasia no son pecioladas por el centro, sino que el corte en V se exiende al punto de unión de la salida del pecíolo a la hoja.

La adaptación de las especies de Xanthosoma (especialmente X. saggitifolium y además X. atrovirens, X. violaceum, X. mafafa, y otras) se originó en las Antillas, las tierras bajas del norte de Sudamérica, y Centroamérica. Actualmente Xanthosoma es aún cultivado en esas regiones y es especialmente popular en Cuba, República Dominicana, Panamá, Puerto Rico y la Costa Caribe de Colombia.

Xanthosoma ha sido tradicionalmente un cultivo de subsistencia con algún excedente vendido en los mercados locales, pero en Estados Unidos, la gran cantidad de inmigrantes ha creado un mercado para la producción comercial.

La planta típica de Xanthosoma crece en un ciclo de 9 a 11 meses (los ciclos de las diferentes especies oscilan entre 5 y 12 meses), durante los cuales produce un vástago subterráneo llamado cormo, rodeado por cormelos comestibles más pequeños, del tamaño de papas. Cormos y cormeles son ricos en almidones. Su gusto se ha descrito “como de nueces terrosas” y son un ingrediente común de sopas y guisados. Pueden también ser comidos asados, fritos, o en puré. Las hojas jóvenes de algunas especies pueden comerse hervidas como verduras o en sopas, pucheros, cocidos o estofados, tales como el callaloo del Caribe. Los almidones del Xanthosoma tienen la ventaja de ser hipoalérgicos por su granulación muy pequeña.orejas de elefante

Malanga

Las malangas más populares son de tres tipos, todas de la misma familia botánica de las Aráceas: la blanca o guaguí, la amarilla y la isleña. Las dos primeras son variedades de la misma especie (Xanthosoma sagittifolium), originarias de los países tropicales de América del Sur y el Caribe. La malanga isleña es una especie diferente, cuyo nombre científico es Colocasia sculenta, originaria de Asia.

La malanga tiene fama de ser un alimento muy nutritivo y fácilmente digerible, por lo que se utiliza tradicionalmente en la dieta infantil y para alimentar a cualquier tipo de enfermo, especialmente a los que padecen de úlceras gástricas y a los convalecientes. Es un alimento principalmente energético, como las otras viandas.

Existen muchos platos de cocina donde la malanga forma parte; pero la manera más sencilla y popular de consumirla es hervida y aliñada con salsa o mojo, en purés, sopas, caldosas y en frituras.

Por su parte, todas las hojas de las malangas de la especies Xanthosema son comestibles, aunque las hojas de las especie de malanga Colocasia pueden presentar sustancias tóxicas, especialmente las de tallos de color púrpura o carmelita. Las hojas de malanga son muy nutritivas, principalmente por su alto contenido en betacarotenos, vitaminas C y B2 y hierro. Se consumen como la mayoría de las hortalizas de hoja. En muchos países americanos, principalmente en los caribeños, se preparan muchos platos típicos con las hojas tiernas de las malangas, cocinadas en sopas o en combinación con carnes, pescados u otros vegetales. Quizá uno de los platos más famosos es la «sopa calalú».

Diffembachia de la variedad camila, es una malanga de jardín, que se vende como una bonita planta decorativa que en apariencia es inofensiva, en realidad tiene en su savia sustancias tóxicas.

Se ha exagerado muchísimo sobre esta toxicidad. Las células de la planta del Dieffenbachia contienen cristales aciculares (con forma de aguja) de oxalato del calcio llamados rafidios. Si se mastica una hoja, estos cristales pueden causar una leve sensación de ardor y un eritema temporales. Se cree que otras enzimas de la planta acrecientan la potencia de los cristales. Se han reportado casos raros de edema de los tejidos expuestos a la planta.

El masticado e ingestión provoca generalmente sólo molestias muy leves. En mascotas y niños, el contacto con la dieffenbachia (generalmente al haber sido masticada) puede causar una serie de síntomas molestos, incluyendo leve irritación de garganta, babeo leve, e inflamación localizada.

Sin embargo, estos efectos son raramente de vida o muerte. En la mayoría de los casos, los síntomas son moderados, y pueden tratarse con éxito utilizando analgésicos, antihistamínicos, o carbón activo (carbón en polvo que se usa como antídoto universal de los venenos).

Resumiendo: Nunca muerda sus plantas mientras las riega. Tómese mejor unos cascos de guayaba.diffembachia camilafleuron

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a La malanga

  1. Gardenia dijo:

    me gusta la malanga !!!!!

  2. gustavo garzon dijo:

    me gusta la malanga en diferentes maneras de preparación, como también licuada en leche para la gastritis, es un tubérculo exquisito que muy poco se consume

  3. Mayela dijo:

    Excelente. Es muy bueno saber tosas las propiedades de esta planta, pero también la importancia que tiene preservarlas. Mayela

  4. Felix dijo:

    “carne gris salida de la tierra con desgano, que solo el hombre antillano conoce en sus honduras” Alejo Carpentier

  5. rafael eprez lara dijo:

    me gustaria poder vender malanga de veracruz, mexico, si alguien esta interesado contacteme por favor

  6. jorge dijo:

    esta maravillosa planta se encuentra por todo el planeta.

  7. Como se reproduce? Tengo una y veo tiene hijitos, asi se reproduce? Se trasplantan y ya? Responda por favor

    • almejeiras dijo:

      Estimada Lourdes: Muchas gracias por leer el blog de La Pluma del Tocororo. Antes de nada debo decir que desconozco casi todo sobre las malangas y otras plantas decorativas. Además yo vivo en Vigo, Noroeste de España.
      De cualquier modo te diré que los términos malanga y oreja de elefante son populares. Cuando se quiere identificar una planta (o un animal) lo mejor es usar los términos científicos de la taxonomía vegetal. Es muy frecuente que una misma planta tenga distintos nombres populares y eso produce confusiones. Así pasa con la “malanga”.
      Lo que sí es verdad es que en uno de mis viajes a Cuba, me regalaron una de ellas. Aunque yo no tuve ocasión de verlo, cortaron un rizoma (como un tronco subterráneo) que tenía una hoja verde. Yo la puse en mi maleta y cuando llegué a España, la hoja ya se había desprendido. Aún así, planté ese tronquito enterrándolo en una maceta y al cabo de unos días empezó a crecer con fuerza y dos años después casi me llega al techo con sus hojas.
      Es todo lo que te puedo decir.
      Un saludo

  8. joel leiva dijo:

    si definitivamente la malanga es un alimento muy bueno y nutritivo se siembra del risosoma, de hecho sus tuberculos nacen alrededor de la propia planta y tambien se pueden transplantar… a mi me encanta la malanga en pures frita y como sea que se pueda preparar…y si es en pure con frijoles negros ycarne mucho mas rico…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s