El almiquí

Estimado lector que rozas una vez más la suave y policromada pluma del Tocororo:

En las inmediaciones del  Malecón y junto al Hotel Meliá Cohiba se encuentra el Centro Comercial “Galerías del Paseo”. Me gusta ese lugar y siempre que voy a La Habana suelo visitarlo.

Allí está el Jazz Café con su peculiar decoración, su comida exquisita y las vistas al mar. De postre siempre pido tiramisú.jazz-cafe

La primera vez que estuve allí, visité la Clínica Veterinaria Almiquí dedicada a la venta de alimentos y accesorios para animales y mascotas. Me llamó la atención su nombre porque procede de un mamífero muy raro que es único de Cuba y otros países del Caribe.P1010586

Por su morfología, las dos especies conocidas de almiquí (Solenodon paradoxus y Solenodon cubanus) se parecen a la musaraña, un mamífero insectívoro similar a una rata de hocico alargado. Sin embargo, el almiquí es mucho más grande. De hecho, puede alcanzar los 60 centímetros de longitud. Aunque evolutivamente parece emparentado con algunos erizos, los investigadores no se ponen de acuerdo sobre si este ser es endémico de Cuba, Santo Domingo o Haití.

Lo que sí es cierto es que es un prodigio de la adaptación al medio o una reliquia del pasado. Esta especie presenta sorprendentes características: puede secretar una toxina mortal a través de sus incisivos. Usa ultrasonidos y un radar biológico oculto en su trompa para localizar a sus presas, e incluso puede enderezarse sobre sus patas.mamal-solenodon-cubanus-almiqui

 Solenodon es un género de mamíferos placentarios del orden Soricomorpha, el único de la familia Solenodontidae. Se conocen con el nombre vulgar de almiquíes en Cuba o solenodontes en la Española. Son insectívoros propios de las Antillas y se cuentan entre los más extraños mamíferos del mundo. Existen dos especies bastante parecidas: el almiquí de Cuba (Solenodon cubanus) y el almiquí paradójico (Solenodon paradoxus), que habita en la isla de La Española (República Dominicana y Haiti).

Existieron además otras dos especies hoy extintas. Este animal es un verdadero fósil viviente, de cuyos antepasados se han encontrado huesos que datan de hace 30 millones de años. Estamos ante un mamífero primitivo, y de los pocos que tienen veneno.

Su cuerpo tiene una longitud de 28 a 32 cm y la cola mide de 17 a 27 cm. De costumbres nocturnas, anda en zigzag y su saliva es venenosa: el segundo incisivo de cada lado de su mandíbula inferior tiene una ranura comunicada con una glándula venenosa, de donde proviene su nombre científico, Solenodon, “diente surcado o acanalado”. El veneno es muy activo: cuando dos de estos animales se encuentran y se pelean ocurre que uno de los dos muere envenenado a causa de las mordeduras del rival.

El género Solenodon incluye cuatro especies:

 Solenodon cubanus

Solenodon paradoxus

Solenodon arredondoi

Solenodon marcanoi †

El solenodon cubanus o almiquí, es un animal raro para el humano y por lo tanto se conoce muy poco sobre ellos, suelen ser agresivos si se ven amenazados.

El Almiqui (Solenodon cubanus) actualmente se encuentra restringido a las montañas de la región nororiental y es endémico de Cuba. Vive en las cuevas o túneles que aparecen en los árboles y raíces secas.

El Almiquí tiene el hocico alargado en forma de trompa en cuyo extremo se hallan situadas las aberturas nasales, tiene ojos pequeños y las orejas en forma redonda. En las extremidades posee cinco dedos y son utilizados para cavar y destrozar raíces y ramas podridas. Al caminar apoya casi por completo la planta de las patas delanteras y solo los dedos de las posteriores. Es de color pardo oscuro o negro con el lomo y los hombros amarillentos.

Representante arcaico de la fauna de Cuba. Tiene un  tamaño inferior al de un gato, (42-46 cm), considerado una especie rara; son muy activos, nerviosos y corajudos. La hembra probablemente pare de uno a tres hijos y los amamanta con un par de mamas situadas a ambos lados del ano, en la parte posterior de los muslos. Tiene hábitos nocturnos y se alimenta de insectos, lombrices, ranitas, pequeños reptiles y cangrejos.

El Solenodon cubanus, que en épocas precolombinas poblaba toda la Isla, es hoy un fósil viviente al parecer confinado a determinadas zonas orientales como la Sierra de Cristal y el Parque Nacional Alejandro de Humboldt. Con sus poco más de 50 cm, representa un verdadero gigante de los insectívoros, que habita en madrigueras entre las raíces de los árboles.

Muchos afirmaban que el almiquí, una especie de mamífero insectívoro perteneciente a la familia Solenodontidae, y de la que Cuba posee una especie, la Solenodon Cubanus, ya se había extinguido. Pero el almiquí que suele tener hábitos nocturnos y se refugia en madrigueras excavadas en la tierra, ha sido localizado en el extremo este de la isla. Sólo existen dos especies en el mundo la cubana y la perteneciente a Haití denominada Solenodon paradoxus.

Su cabeza presenta un hocico que termina en una punta moldeable y a ambos lados se localizan las fosas nasales, de ojos pequeños y orejas casi ralas y redondeadas. Su alimentación es insectívora y se afirma poblaba toda la isla, pero se extinguió de forma paulatina en el extremo occidental y central del territorio nacional.mamal-solenodon-cubanus-cuban-solenodon

Un ejemplar vivo fue capturado en septiembre del 2003. El mismo fue nombrado “Alejandrito” y toma su nombre del campesino que lo descubrió y llevó a los zoólogos cubanos. Así pues son buenas las noticias de la supervivencia del almiquí que ha logrado vencer la larga cadena de extinción de la fauna autóctona de Cuba.

Pero veamos lo que dice mi base de datos zoológica personal:

Las Antillas son muy pobres en mamíferos, pero uno de ellos, el almiquí, tacuache o adreas, es bastante interesante. Mide, desde el hocico al final del tronco, sesenta centímetros y la cola cerca de treinta. Es basto, feo y cómico, debido a su hocico muy alargado y terminado en una especie de trompa algo puntiaguda, en cuyo extremo se abren las narices. Los ojos son diminutos y las orejas, redondeadas tienen tamaño mediano.

El tronco, macizo y fuerte, tiene unas patas no muy altas, provistas de cinco dedos. Los de los miembros anteriores están provistos de uñas exageradamente largas, agudas y poco curvas igual que las de los piés.

La cola se cubre de escamitas y unos cuantos pelos. El pelaje , escaso en la parte superior del dorso y en la trompa, resulta harto largo en los costados y en la región del tronco, cuello y pecho. Es áspero, de pésima calidad menos en las patas, donde se adelgaza. El color se presenta de modo peculiar. Casi toda la cabeza, el cuello y la parte del pecho son amarillos ocráceos, el tronco aparece absolutamente negruzco y la cola del mismo tono, tiene reflejos azulados.

Vive en los bosques. De día se esconde y duerme profundamente en madrigueras que excava en el suelo, en huecos de los troncos o en grietas de las rocas. Al oscurecer recorre la maleza en busca de animalitos de toda clase, desde insectos a moluscos, gusanos, ratoncillos, reptiles, y anfibios que destroza con las uñas antes de llevárselas a la boca.

Es un animal asustadizo que cuando está en peligro esconde la cabeza y emite chillidos agudos. Antes era común en Cuba pero hoy , tal vez a consecuencia de caza de que se le hizo objeto, o debido a causas naturales, se ha vuelto muy raro.

Y eso es todo, queridos amigos de Cuba. Un saludo y mucha suerte y salud para todos.

P1010585

bandera_cubana_corazon

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El almiquí

  1. Pepelui dijo:

    Hola Eduardo.
    Qué tal che vai todo? Espero que te atopes ben!
    David Attemborough, o naturalista británico, dirixíu e presentou un documental fai unhos poucos anos coa seguinte temática: tratábase de escoller 10 animáis emblemáticos de todo o planeta que o representaran nunha hipotética Arca de Noé. Terían que ser dalgún xeito animais extraordinarios, aínda que non necesariamente espectaculares ou moi coñecidos. De feito varios non o son. Evidentemente , todo isto segundo o criterio do célebre naturalista e presentador de programas de natureza. Pois ben, un destes 10 animais “agraciados” para representar a extraordinaria diversidade animal deste planeta, foi este mamífero velenoso (certo!..unha característica ben rara para un mamífero, que iste posúe, coma o ornitorrinco, sen dúbida característica propia de mamíferos moi moi antigos), o Solenodonte. Non lembro se o que aparecía no documental era a especie cubana ou a dominicana.
    Unha forte aperta excolega
    Pepelui

    • almejeiras dijo:

      Estimado amigo Pepe Lui: Vaime bastante ben de momento. Moitas gracias polo teu comentario que sempre é moi atinado e positivo. Nótase que eres bo e xeneroso.

      Efectivamente, el científico y naturalista David Attenborough, con motivo del estreno de un documental sobre la vida salvaje seleccionó 10 especies que según él deberían ser salvadas de la extinción (en caso de que se fuera a producir). A continuación figura la lista de esos “privilegiados”:

      1.Tití león negro
      2.Rinoceronte de Sumatra
      3.Almiquí de La Española
      4.Proteo
      5.Colibrí cola de espátula
      6.Ranita de Darwin
      7.Pangolín malayo
      8.Ornitóptera alas de pájaro
      9.Satanelo septentrional
      10.Regadera de Filipinas
      Unha aperta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s