Gallos Navideños

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo:
Como miembro de la Coral Máximo Gorki y en esta fechas navideñas, me preparo para la actuación que tendremos en el hermano país de Portugal. Se trata de la famosa ciudad de Barcelos que dio origen a la famosa leyenda del gallo.IMG-20141215-WA0001

Se puede decir que el gallo de Barcelos es un símbolo de todo Portugal. Cuenta la leyenda que un peregrino gallego que salía de Barcelos (ciudad portuguesa del distrito de Braga) camino de Santiago de Compostela, fue acusado de haber robado el dinero a un terrateniente, por lo que fue condenado a la horca. Como última voluntad, pidió ser llevado por última vez ante el juez, que ese día se encontraba comiendo un gallo asado. El peregrino le dijo que, como prueba de su inocencia, el gallo se levantaría y se pondría a cantar. El juez echó el plato para un lado e ignoró las palabras del hombre.

Pero en el preciso momento en que el preso estaba siendo ahorcado, el gallo se levantó y cantó. El juez, habiéndose dado cuenta de su error, corrió hacia la horca y descubrió que el gallego se había salvado gracias a un nudo mal hecho.
Según la leyenda, el gallego volvió años más tarde para esculpir el crucero del Señor del Gallo que ahora se encuentra en el Museo Arqueológico de Barcelos.galo de barcelos

Las leyendas de gallos están muy extendidas en otros países:
En Francia se rinde tributo a la gala dorada que es una raza de gallina francesa, probablemente la más antigua, que genéticamente sería la más cercana a los gallos salvajes. La Gala Dorada es conocida bajo la representación de su macho, llamado gallo francés. El gallo francés es a menudo considerado como un símbolo nacional de Francia, aunque realmente sin tener un carácter oficial, como podría ser (el águila calva) para los Estados Unidos. En latín gallus significa al mismo tiempo “gallo” y “francés”.

En Francia, el gallo se encuentra en la cumbre de numerosos campanarios, debido al gallo que aparece en los Evangelios y no como un símbolo nacional. Al mismo tiempo, está presente en los numerosos monumentos creados en memoria a los muertos, después de la Primera Guerra
La gala dorada es de talla modesta. La gallina aova regularmente en primavera, y en verano llegan a producir huevos blancos cuyo peso puede sobrepasar los 60 gramos. A pesar de su domesticación, como raza conservaría una parte de su carácter salvaje. En concreto, la gallina puede volar varias decenas de metros por encima del suelo sin dificultad, alcanzando una altura de 5 a 6 metros.pollo francia
Estuvo a punto de desaparecer cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, pero conoció un renacimiento gracias a los ganaderos que apreciaban su cría.
Suetonio, en su Vida de los doce césares, hizo ver que en la lengua latina tanto gallo como francés formarían parte del término gallus. Al comienzo de la Edad Media (Siglo XII), los enemigos de Francia utilizarían este juego de palabras por irrisión, haciendo ver que los franceses (particularmente su rey Felipe Augusto) eran tan orgullosos como el animal de corral.
Aunque exista como figura simbólica en Francia desde la época medieval, será a partir del Renacimiento cuando el gallo comience a relacionarse con la idea de nación francesa que emerge poco a poco. Bajo el reinado de los Valois y Borbones, la efigie de los reyes es a menudo acompañada por este animal, además de ser grabado sobre las monedas. Aunque sea como emblema de menor importancia, el gallo está presente en el Louvre.
El gallo gana una popularidad particular durante la Revolución Francesa y la monarquía de Julio, donde fue introducido sustituyendo la flor de lis dinástica. Así, en el periodo revolucionario lo podemos encontrar en escudos adornados con un gorro frigio, sobre el sello del primer Cónsul, y la alegoría de la fraternidad lleva frecuentemente un bastón coronado por un gallo.
Napoleón Bonaparte sustituye la República por el Imperio y desde entonces el águila remplazará el gallo, ya que para el Emperador el gallo no tenía en absoluto fuerza, por lo que no podía ser la imagen de un imperio.
Después de un período de eclipse, la Revolución de 1830 rehabilitará la imagen del gallo francés, y el duque d´Orléans, futuro Luis Felipe I, firmará una orden indicando que el gallo deberá figurar en todas las banderas y botones de los uniformes de la Guardia Nacional.
El águila imperial reapareció con Napoleón III, como signo de la permanencia del Imperio.
Desde entonces, aunque el gallo nunca tuvo autoridad oficial a nivel político, se pueden encontrar unas cuantas referencias, tales como:
El sello de la II República representa la figura de la Libertad sujetando un timón marcado con un gallo.
Bajo la III República: la verja del palacio del Elíseo fue adornada con un gallo y fue llamada “la verja del gallo”, que todavía se puede ver actualmente.
La moneda de oro de 20 francos que fue acuñada en 1899 y que circuló hasta el año 1914, teniendo su reverso adornado con un gallo.
Bajo la IV República: de 1950 a 1958, las monedas de 10, 20 y 50 francos llevan un gallo en el reverso.
Bajo la V República: la moneda de 10 francos de 1986 lleva un gallo en el anverso.
El gallo aparece ocasionalmente en algunos sellos postales.
Con motivo de la Copa del Mundo 2014, Goal y Hyundai repasan la cultura de los diferentes países. Aquí está Francia
Desde hace ya más de 100 años, Francia ha adornado su camiseta con el ya famoso Gallo. Desde su debut en la derrota 5-2 ante Bélgica en 1909, el ave se ha convertido en uno de los símbolos de la nación ganadora del Mundial en 1998.

Obviamente, su forma y postura ha ido variando radicalmente con el paso de los años hasta una representación tradicional del ave en el pecho de la camiseta gala. Anteriormente, muchos han sido los diseños de un símbolo que se ha adueñado ya de edificios alrededor del país.
El gallo es un recuerdo de los orígenes galos. Por motivos lingüísticos, la semejanza entre Galia y Gallo en la lengua francesa unió estas dos palabras. Los enemigos franceses bromeaban sobre los gallos galos, hasta que estos los tomaron como un símbolo nacional. El gallo significa fe y luz. El canto matutino del gallo representa el triunfo sobre la oscuridad y el mal, por lo que el símbolo fue tomando importancia.
Los deportistas franceses han encontrado la inspiración en este emblema, ya que no sólo el fútbol ha heredado el símbolo del gallo. El equipo de rugby también lo adoptó, y cuando estuvo a punto de desaparecer en 1997, muchas de las celebridades del país se posicionaron a favor de mantener el ave en las camisetas.
Además, la cultura del gallo se mantuvo en el país durante la Copa del Mundo 1998 en Francia. La mascota de ese Mundial fue Footix, un gallo gigante con los colores de la bandera gala.

El gallo en Cuba
Morón es una ciudad situada al norte de la actual Provincia de Ciego de Ávila, en la mayor de las Islas Antillas, Cuba.
Actualmente cuenta con un promedio de 64.000 habitantes.
Sus principales fuentes de producción son la agricultura, la pesca y el turismo, potenciado principalmente por la cercanía con el polo turístico Jardines del Rey, donde se encuentran los Cayos Coco y Guillermo, con una planta habitacional que supera las 4.000 habitaciones. Este polo se encuentra enlazado con la ciudad por una vía marítima llamada pedraplén, con una longitud sobre el mar de alrededor de 40 km.gallo cuba

Situada al norte de la provincia de Ciego de Ávila, limita al este con el municipio Bolivia, al oeste con Chambas, al norte con el Canal Viejo de las Bahamas y al sur con el municipio Ciro Redondo. Su territorio es llano, con pequeñas elevaciones al norte, las que constituyen domos salinos. La costa norte es pantanosa. En este municipio se encuentra la Laguna de la Leche, el mayor embalse natural del país, con 67,2 km². En la laguna de la Leche podemos encontrar una red gastronómica que ofrece mariscos de varios tipos, como langosta, camarones etc…La Atarraya, es el más concurrido de todos los restaurantes de Morón, enclavado a unos 30 metros dentro de la laguna. el centro nocturno La Cueva también es muy conocido y visitado, mayormente por jóvenes de la localidad.
Cerca del municipio se encuentra el embalse de la Laguna de la Leche, la cual debe su nombre al fondo rico en contenidos de rocas de calcio que al batir del agua le dan un color parecido al de la leche. Actualmente este embalse, a pesar de las obras de saneamiento realizadas en él, no cuenta con los requerimientos de aguas sanas y libres de contaminación, aunque el sitio no deja de ser muy agradable, contando con una extensa red de restaurantes y cafeterías.

¿Por qué “Morón”?
El viejo Morón de Sancti Spiritus, luego de Camagüey y por último de la provincia de Ciego de Ávila, se encuentra en la costa norte de la región central del país, bajo una cayería de vegetación y playas muy hermosas, infinitamente escoltadas por la imponente Corriente del Golfo. Sobre el origen de su nombre existen sólo tres versiones.
La primera argumenta que Morón fue fundado sobre una loma imperceptible a simple vista. La palabra «morón», geográficamente, quiere decir pequeño montículo de tierra situado a la orilla de un bosque. Esto hace que algunos historiadores coincidan en la hipótesis de que el nombre de Morón es debido a la topografía de su terreno.
La segunda versión afirma que entre los primeros pobladores que habitaron el hato, había uno procedente del pueblo sevillano llamado Morón de la Frontera y que éste, para honrar a su lejana patria chica, le puso dicho nombre.
Y la tercera y última de las versiones sostiene que el hato fue mercedado a Ramón Morón, en 1525, por acuerdo del Cabildo o Ayuntamiento de Puerto Príncipe.
El nombre de este municipio no es único. En Cuba, en la Provincia de Oriente, existe un pueblecito de igual nombre y otro en la provincia de Pinar del Río. Además otros pueblos con el mismo nombre se encuentran en Haití, Argentina, y el Morón de la Frontera, en Sevilla, España donde ocurrió el famoso caso del Gallo «sin plumas y cacareando».

Su principal símbolo es el Gallo de Morón, el cual cuenta con un monumento de bronce, situado a la entrada de la ciudad, elaborado por el artista Armando Alonso Alonso con la colaboración de Rita Longa en 1982. Aledaño se encuentra una torre con reloj que muestra la hora y permite cada seis horas emitir los cánticos del gallo en tres repeticiones.
Anteriormente existió otro gallo, también creado por Armando Alonso Alonso, el cual fue derrumbado a inicios del triunfo de la revolución, pues algunas personas vieron este símbolo urbano un icono del anterior gobierno que imperaba en la isla.

La historia de esta leyenda viene por el nombre de la ciudad de España, Morón de la Frontera. Está históricamente probado que en el Cabildo celebrado en la Trilla de Sancti Spíritus en fecha 24 de mayo de 1543, el hato de Morón fue mercedado al señor Don Luis de Almeida.
Las enormes inundaciones del río de primavera el Roble obligaron a sus primitivos habitantes a trasladarse a la baja del terreno de más de un kilómetro, que ocupa la actual calle Martí, que se extendía a partir de la Plaza (hoy parque Agramonte).
El origen de la frase «como el Gallo de Morón», «sin plumas y cacareando» se debe al siguiente hecho histórico. Durante el siglo XVI existían serios problemas de orden público en Morón de la frontera, España. Las rivalidades políticas y el nombramiento de autoridades provocaban disturbios. Se cometían innumerables abusos con los moroneros españoles por parte de jueces y receptores que despojaban a muchos de sus haciendas, llevándolos presos y cobrándoles altas contribuciones. Uno de esos funcionarios que llegó a Morón cuando las pasiones estaban más caldeadas, empezó a tratar a muchos con grosería y decir que por allí no había más «gallo que él» o «donde canta este gallo no canta otro…». El pueblo puso por su nombre a este funcionario «el Gallo de Morón». Un día los vecinos sacaron al individuo a las afueras de la población, le quitaron la ropa, dejándolo solamente en paños menores, y con unas flexibles varillas le propinaron una tremenda paliza. Esto dio motivo a que los cantadores andaluces perpetuaran el hecho en una simpática coplilla que decía:
Anda que te vas quedando
como el gallo de Morón
sin plumas y cacareando
en la mejor ocasión.

Con tal motivo existe en este pueblo de España, en el paseo de la peña, un curioso monumento erigido a un gallo desplumado que es orgullo de la ciudad.
El Gallo de Morón de la Frontera, constituye el símbolo de la rebeldía de un pueblo que no se dejó vejar, es una advertencia a los que se ensañan con los desposeídos, es una la dignidad de este pueblo.
Se supone que desde el siglo XVIII la tradición del Gallo se trasladó a este otro Morón, por llevar este el mismo nombre del pueblo donde se desarrollaron los acontecimientos referidos, y existir en este territorio un fuerte núcleo poblacional de origen español.
Lo cierto es que desde las primeras generaciones de moroneros, el gallo se convirtió en un símbolo de nuestro pueblo, aunque la tradición evolucionó porque este fue concebido siempre como un gallo con plumas, diferenciándolo así del Gallo implume que representa al Morón Español.
Esta tradición prendió rápidamente en el sentimiento popular, y Morón comenzó a conocerse, primero como la Tierra del Gallo y después como la Ciudad del Gallo.

A mediados de la década del 50 surge la idea colonizada por el Dr. Benito Llanes Recino, periodista, abogado y profesor del Instituto de Segunda Enseñanza e Historiador de la Ciudad, de erigir un monumento del gallo.
Esta situación fue respalda por algunas instituciones existentes en aquel momento y por el pueblo, que por diversas vías, hizo diferentes donaciones, ya que veía en el gallo su legítimo símbolo y la manifestación de una vieja tradición cultural por varias generaciones de moroneros. Por dichas razones, el pueblo en masa coadyuvó a la materialización del anhelo popular de ver a su Gallo esculpido en bronce.
Aprovechando este sentimiento legítimo de los moronenses hacia sus símbolos, los políticos de la época se apropiaron de la idea y concibieron la construcción del monumento y el parque en el cual se enclavaría el mismo, al que le dieron el nombre de parque «General Batista». Los moronenses jamás reconocieron tal nombre, pues lo llamaron y lo siguen llamando Parque del Gallo.
A la inauguración de dicho parque, efectuada el día 11 de septiembre de 1955, asistió el dictador aprovechándose esta oportunidad para hacerlo hijo adoptivo de Morón, conjuntamente con su esposa.
El pueblo de Morón no solo repudió la presencia del odiado dictador sino también el ultraje a su querido símbolo, lo que quedó con el hecho de que a pesar de la intensa campaña propagandística acerca de la inauguración y de que amenazaron con cesar a los trabajadores de la Administración Pública que no asistieran, y de recurrir a los elementos antisociales plenamente conocidos, el acto no pasó de ser una ridícula reunión de un pequeño grupo de adictos al régimen y a esbirros que tenían la tarea de garantizar la vida del Dictador.
Este hecho constituyó un nuevo motivo para acrecentar el odio y el descontento del pueblo hacia el régimen existente, lo que hizo evidente en la irritación y malestar que se observa en las masas populares en los días posteriores a la inauguración.
En los meses posteriores del triunfo de la Revolución un oficial del Ejército Rebelde, destacado en esta ciudad (quien fuera sancionado por este y otros hechos) para justificar sus aspiraciones personales de poder, tomó como pretexto el nombre que ostentó el parque y la participación de los personeros de la tiranía a su inauguración, y en la madrugada del 6 de febrero de 1960, acompañado por otras personas arrancó el monumento, depositándolo en la vía pública, frente al Ayuntamiento Municipal.
Al día siguiente un numeroso grupo de moronenses que se congregó ante el lugar, restituyó nuevamente el Gallo en su pedestal, organizándole una airada manifestación de protesta.
Como consecuencia de todo lo argumentado anteriormente y producto de no poseer la madurez política de hoy, se identificó por algunos el símbolo del Gallo como representativo de la odiosa tiranía, por lo que un grupo de personas residentes en otros poblados aledaños a la cabecera del municipio, lo derribó nuevamente el 16 de febrero, destruyéndolo totalmente.

Alrededor del hecho se provocaron intensas polémicas, poniéndose de manifiesto una vez más la indignación del pueblo de Morón ante la destrucción de su símbolo.
A pesar de todas estas contradicciones hoy su pueblo se levanta con su canto: “y si tú no conoces el Gallo de Morón nunca has ido a Morón”.

Y eso es todo. Quiero aprovechar la ocasión para desear a todos los seguidores del blog una Feliz Navidad y un nuevo año lleno de oportunidades, de salud y de suerte, especialmente para mis amigos de Cuba porque se lo merecen una y mil veces.

anagrama

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s