Carlota

Estimado lector que rozas la suave y policromada Pluma del Tocororo:

Carlota, llamada también La Negra Carlota, fue una esclava negra lucumí que lideró la sublevación de esclavos del ingenio azucarero “Triunvirato” en la provincia de Matanzas (Cuba) el 5 de noviembre de 1843.

Lucumí es el término aplicado tradicionalmente a los esclavos procedentes de la zona yoruba vendidos en uno u otro barracón del litoral africano. Fueron los españoles y portugueses, los que les dieron tal designación. Más tarde, la palabra lucumí se usó como un sello de garantía para designar a aquellos esclavos que por sus condiciones físicas y rendimiento fueron preferidos en esos execrables mercados.

La religión lucumí tiene sus orígenes en las tribus yorubas de Nigeria, África. Se basa en un ser supremo conocido como Oluddumare. Él es responsable de la creación del Universo y el primer Orisha – Obbatalá que es conocido como el Padre de los Orishas. La religión lucumí está conformada por aproximadamente 200 deidades, cada una de ellas relacionada con algún elemento de la Naturaleza. A través de la trata de esclavos fue introducida en el hemisferio occidental y en algunos países se sincretizó con la religión católica.

En la actualidad existen varias versiones sobre el origen de la palabra lucumí pero la más aceptada es la que afirma que la palabra proviene del saludo yoruba “olukumi”, que significa “mi amigo” y que los esclavos usaban con frecuencia entre sí.
La religión lucumí está llena de misterios y aunque hay muchos que la han estudiado a fondo durante muchos años sólo algunos han llegado a conocerla por completo. Una vez que una persona se inicia en la santería se convierte en una parte esencial de sus vidas y se transmite de generación en generación sobreviviendo a través de los siglos.

Carlota, junto al también lucumí Eduardo y el gangá Manuel, encabezó la rebelión contra el mayoral del ingenio y sus ayudantes. Durante ese periodo hubo numerosas confrontaciones entre los esclavos y el régimen esclavista imperante. Esclava de la dotación y de la que no se conoce día ni lugar exacto de nacimiento, protagonizó la insurrección en las tierras yumurinas. La casa de vivienda de los amos fue incendiada, y también parte del ingenio y de los bohíos del batey. La rebelión logró extenderse por la provincia de Matanzas a las dotaciones de los ingenios “Ácana”, “Concepción”, “San Lorenzo” y “San Miguel”, y a numerosos cafetales y fincas ganaderas.

Los tambores eran el método de comunicarse. Había dos africanos en contacto. Eran lucumíes: Evaristo y Fermina, del ingenio “Ácana”. Ellos se dedicaron a hacer campaña entre los esclavos para poner fin a la brutalidad de aquel sistema. Lograban comunicarse por los tambores que interpretaban con elocuencia. El 5 de noviembre de 1843 se rebelaron los esclavos de “Triunvirato”.

La rebelión que encabezaron Carlota y un grupo de esclavos rebeldes tuvo repercusión internacional. A pocos días de iniciada la rebelión, apareció en el puerto de La Habana una corbeta de la marina de guerra de los Estados Unidos, portador de “un oficio” del Encargado de Negocios de España en Washington en el cual “participaba” al Capitán General O’Donnell de que podía contar con la ayuda del Gobierno de los Estados Unidos para aplastar la rebelión de los ’’afrocubanos’’.
Carlota murió combatiendo en el Ingenio “San Rafael” en 1844. En la actualidad se alza el monumento al esclavo rebelde en la provincia de Matanzas, Cuba, en las ruinas del ingenio Triunvirato.

Se dice que la rebelión de esclavos que protagonizó Carlota fue para liberar del cepo a Fermina, la mujer que amaba. Si eso es verdad, quiere decir que mucho más que una rebelde, Carlota era una mujer enamorada. Negra esclava del ingenio Triunvirato, en la provincia de Matanzas, Cuba, lideró la sublevación de esclavos en 1843, para liberar a Fermina, del ingenio Ácana, la mujer que ella amaba.
Su vida estuvo marcada por un amor tan prohibido según los cánones de una sociedad llena de prejuicios, que es muy posible que los historiadores moralistas de ayer ocultaran su verdad. Los de hoy, la han declarado “patrimonio cubano de rebeldía contra la opresión”, “símbolo de la mujer cubana revolucionaria” y una mujer con un “singular sacrificio”.

Alentados por sus éxitos iniciales, los rebeldes del Triunvirato y del Ácana liberaron a los esclavos de los partidos limítrofes Santa Ana, Guanábana y Sabanilla del Encomendador, donde estaban los ingenios Concepción, San Lorenzo, San Miguel, San Rafael y también cafetales y fincas ganaderas, y, finalmente, al regresar a San Rafael en busca de más rebeldes, las tropas enviadas por el brigadier García Oña, junto a otras fuerzas, cercaron a los rebeldes en el ingenio San Rafael y, después de un rudo combate, en el que cayó Carlota, fueron destrozados y descuartizados, dando lugar a una espantosa carnicería.
Eduardo, Lucía y un grupo de rebeldes del Triunvirato escaparon y se refugiaron en los cayos de la Ciénaga de Zapata. Fermina cayó prisionera y fue fusilada con sus compañeros Cristóbal, Zoilo, Cirilo y Adán, de etnia lucumí, así como los gangá Manuel, Nicolás y Narciso, el 7 de marzo de 1844.

Inmediatamente el Gobierno de los Estados Unidos de América fijó claramente su posición del lado de los colonialistas hispanos. Alentados por ese apoyo, las autoridades matanceras, los capitanes pedáneos y los mayorales de los ingenios, cafetales y fincas asesinaron a decenas de esclavos que habían participado en las heroicas acciones de principios de noviembre de 1843.
Esa carnicería solo concluyó cuando llegó al ingenio el Gobernador de Matanzas, quien ordenó que no se mataran más negros, atendiendo a los ruegos formulados por Blas Cuesta, administrador y condueño de la finca. Pero el resultado fue de 56 muertos y 73 prisioneros.

Los hechos de noviembre de 1843 hicieron que la Comisión Militar Ejecutiva y Permanente de la Isla de Cuba decidiese el funcionamiento estable de una Sección como Tribunal en la ciudad de Matanzas, para resolver la conspiración de la gente de color en este territorio. Hubo numerosos procesos que se iniciaron por intento de sedición racial: en estos fueron complicadas las dotaciones de una veintena de ingenios y sus fincas colindantes pertenecientes a casi todos los partidos de la jurisdicción militar matancera.
A principios de diciembre de 1843 el hacendado Esteban Santa Cruz de Oviedo denunció a las autoridades que en su ingenio Trinidad, ubicado en Sabanilla del Encomendador, se tramaba una conspiración para el día de Pascua, información que obtuvo por su negra esclava Polonia, gangá con la que sostenía relaciones íntimas y la que presumiblemente estuviera estimulada por el premio ofrecido.

Las investigaciones practicadas dieron como resultado que las negradas de los ingenios La Rosa de Madan, Santo Domingo, Jesús María, La Majagua y La Trinidad estaban de acuerdo para levantarse el 25 de diciembre. El resultado de la denuncia fue el fusilamiento de 16 implicados.
La reacción fue el llamado Proceso de la Escalera, iniciado en 1844, en el cual se vieron involucrados esclavos, hombres negros y mulatos libres, y hasta hombres blancos con conocidas posiciones abolicionistas.
Después de esto no hubo otra gran sublevación de esclavos. El proceso hacia la desintegración de la esclavitud no comenzó hasta 1868, cuando se inicia la independencia de Cuba, y los colonialistas adoptan medidas para contrarrestar la acción de los independentistas.

La información que se daba a la Metrópoli no era siempre lo que ocurría, porque se trataba de brindar una imagen de normalidad. Pero los hechos de Triunvirato no pudieron ocultarse. Era importante mantener el orden establecido, porque la parte occidental de la Isla acumulaba muchas riquezas que iban a parar a la Corona y eso les convenía a los hacendados. No se habían olvidado los hechos de Haití. La represión fue sangrienta para que no se les ocurriera volver a sublevarse. (Continuará)

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Carlota

  1. IDania dijo:

    Querido paisano!!! Al igual que todas tus publicaciones anteriores, ésta también me ha gustado muchísimo!!! Eres mi historiador favorito!!! Gracias mil!!!! Un abrazo!

  2. Ondina Garcia dijo:

    muy bueno querido amigo

  3. IDania dijo:

    Te la tocororomamaste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s