Guateque criollo

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo, ese que en el Oriente llaman Guatiní:

En esta ocasión, el tema es un poco delicado porque aunque el Tocororo me canta al oído, yo no soy cubano y con mucha facilidad puedo meter la pata. Si es así espero que me disculpes. En todo caso, puedes hacerlo en tus comentarios.

Parece ser que Fray Bartolomé las Casas (1484-1566) al hablar de los “bailes, danzas y cantares”, que observó en Cuba, se refiere a los “Guateques”, una danza no ceremonial en la que circulaban, entre los que bailaban y cantaban, fray-bartolome-de-las-casasotros indios, dándoles de beber.

Gonzalo Fernández de Oviedo (1478-1557) dijo que los cantares y danzas se parecían a los de los labradores de España y tenían uno que los guiaba y cantaba sólo, y le respondían en coro el resto de los bailadores. Tal vez esta es la razón de que a las fiestas campesinas de cantos y bailes en Cuba se les llama popularmente “guateques”.

El compendio de expresiones que se transmiten de generación en generación, y dan lugar al desarrollo de nuevas tradiciones, en particular las fiestas organizadas por el campesino cubano hasta los años 50 de este siglo responden a la necesidad histórica del ser humano de tratar de explicarse e influir sobre los fenómenos de la naturaleza, los rituales que se ofrecían a los dioses para obtener buenas cosechas o que hubiera lluvia.

Son festividades de ambiente rural. En Cuba, responden en general, a un origen hispano y en especial canario, por su asentamiento en numerosos lugares donde se dedicaron a varios cultivos, especialmente al tabaco.
Los guateques, casi siempre organizadas por un grupo familiar, agrupan a los vecinos del lugar, a veces de sitios cercanos. Sus motivaciones suelen ser variadas, pues estas fiestas campesinas responden a una distinta gama de intereses que van desde la necesidad de diversión y entretenimiento hasta los de carácter laboral, conmemorativo, lucrativo, carnavalesco o religioso.guateque 2

La música campesina popular y tradicional sin excepción, constituye un amplio legado de varias generaciones que han quedado y prosigue en las nuevas. Debido a su profundo carácter tradicional, es la expresión musical que menos se ha visto afectada ante los cambios, en el sentido de que sus portadores poseen un arraigado sentido, aunque quizás se le considere por muchos jóvenes, música propiamente de campesinos y no todos sientan identificación con ella, es cierto que en su base se funda gran parte de la idiosincrasia del cubano.

Ahora se discute si la  música campesina es el verdadero folclore cubano y no la de origen africano a la que ahora se le ha dado ese título y que no tiene mucho que ver con la  verdadera cultura cubana.

El Guateque por tanto es una fiesta que se caracteriza por una reunión de familiares y vecinos, en la cual se relatan cuentos, (siempre hay algún guajiro cuentero exagerado y mentiroso, pero simpático, (como describió Onelio Jorge Cardoso en sus obras literarias) . Se participa en juegos de entretenimiento, se baila, se canta y se establece el singular diálogo de la controversia en la improvisación de versos acompañados de música, tan propia del campesinado cubano y también con características similares en otros países como Puerto Rico y Venezuela.

Estas fiestas se organizaron de forma espontánea desde los primeros asentamientos históricos de trabajadores de la tierra. Asistían todos los vecinos de un barrio, batey, sitiería o colonia, con la excepción de algunas regiones donde era muy fuerte la práctica de la segregación racial, aún para dichas fiestas, en estos casos, las familias blancas y negras de una misma zona realizaban sus guateques por separado.

La parranda campesina, es la diversión con alboroto y jarana de un grupo de personas que salen de noche tocando y cantando para divertirse. Esta es la celebración por excelencia de los moradores del campo cubano, donde las tonadas campesinas suenan al conjuro de instrumentos típicos como el tres, el laúd, el güiro y la guitarra.

Estas fiestas van acompañadas de danzas como el zapateo y las controversias donde un dúo de cantores siguen una improvisación que provoca la hilaridad de los reunidos.

El guateque  es la forma natural de reunirse un grupo de amigos o vecinos con motivo de una celebración que bien pudiera ser la terminación de una cosecha o un aniversario familiar. Es común ver un solista que utiliza la décima para su improvisación acompañado de bailadores con el típico zapateo, aunque éste ha venido sustituyéndose en estas fiestas por el son, que también tiene un origen cubano y es conocido ya internacionalmente.

El clásico convite del puerco asado en púa, tostones, yuca hervida con mojo, frijoles negros y arroz blanco, junto a la inseparable cerveza y el ron, o el saoco, que consiste en agua de coco con aguardiente, alegra el guateque hasta bien entrada la noche.

Las controversias han sido famosas en el ámbito nacional con cantores como Justo Vega y Adolfo Alfonso.

Por último, se asegura que un buen guateque no puede concebirse sin el toque de un buen café criollo que cierra con broche de oro una cena con música campesina en la campiña cubana.

El guateque es una de las tradiciones campesinas, de ascendencia española, y de mayor arraigo en los campos de Cuba . Es sinónimo de celebración pero de monte, su típico ambiente es a la sombra de las palmas, en el patio de cualquier casa a la cual todos están invitados. Los motivos para su celebración son diversos, desde una boda, el fin de la cosecha, el nacimiento de un niño, o aún sin que exista algún evento importante en la vida de quienes lo organizan. Basta escuchar las claves, el tres, el laúd, el güiro, o los coros a veces inmersos en una pícara controversia.

Los asistentes no se distinguen en edad, son personas sencillas de campo que han conservado de generación estas tradiciones: puntos guajiros, tonadas, sucu-sucu baile típico de una región oriental cubana, guajiras y  sones montunos.
Los momentos más esperados por sus asistentes a estas fiestas son el concurso del pie forzado en el cual los poetas a partir de una frase aportada por el público finalizan un verso. La controversia goza de gran popularidad que consiste en un duelo verbal en el que cada uno de los participantes se ridiculizan de manera jocosa y simpática. La décima es el momento de calma, es poesía que canta la vida del campesino, el amor, la tierra, la amistad, el desengaño, especialmente la décima criolla que acompaña al campesino cubano.

La guajira es de origen andaluz aunque se atribuye su paternidad al compositor Jorge Ankerman (La Habana 1877-1941) autor de “El arroyo que murmura”, aunque toda la música que acontece en los campos de Cuba se la conoce como guajira, también existe como género musical independiente y es muy similar a la criolla y al punto cubano; se distingue por su ritmo cadencioso, con estilo pegadizo e invitando siempre al baile.

Como toda fiesta cubana no podía faltar el banquete, y en rústicas mesas de madera y taburetes se podrá disfrutar de los diversos platos entre los que reina el puerco. Desde preparado como masas fritas, o de manera tradicional es decir “ahogado” en su propia grasa, aderezado con pimienta, naranja agria, comino, el puerco frito distingue esta celebración. Lo acompañan otros platos como el típico congrís, los plátanos verdes fritos y aplastados bautizados como tostones, ensaladas de estación, la yuca con su sabroso mojito de ajo y limón, los dulces caseros: de coco, de boniato o malarrabia, entre otros, sin olvidar el aromático y delicioso café cubano. De bebidas desde el aguardiente de caña hasta el tradicional saoco preparado con el agua del coco, miel y limón. El ambiente es propicio además para escuchar las anécdotas de esos hombres de campo que desde que culmina esta fiesta ya van fijando la fecha del próximo encuentro.

En España. La cosa no tiene nada que ver.

Todos aquellos que comenzamos a tener una edad (avanzada) hemos escuchado en más de una ocasión a nuestros padres o abuelos referirse a las fiestas que se celebraban en casa como “guateques”.

Este término llegó hasta nuestro país a hacía finales del siglo XIX procedente del Caribe. Lo trajeron aquellos “indianos” que se habían marchado unas décadas atrás para “hacer las Américas” y solían volver con un buen capital.

Pero, como es habitual en esos casos, no solo traían dinero de su estancia en América, sino que las costumbres y palabras autóctonas le acompañaban habiéndolas integrado en su lenguaje coloquial. Guateque fue uno de esos casos.

Este término era el que se usaba en el Caribe para referirse a aquellas fiestas informales que se celebraban con familiares y amigos y en las que predominaba el baile, el jolgorio y sobre todo las comilonas, ya que se preparaban unos estupendísimos banquetes.

El carácter familiar de ese tipo de celebraciones es lo que hizo que cuando la palabra viajó hasta nuestro país se utilizase en un ámbito más íntimo y casero, designándose así a aquellas fiestas privadas que se celebraban en la intimidad de casa con un puñado de amigos y familiares.

En un principio en nuestro país se uso la palabra “guateque” para llamar así a aquellos festejos con comilona incluida, después pasó al ámbito más íntimo de las fiestas familiares que se realizaban en casa, para acabar convirtiéndose a mediados del siglo XX en la típica fiesta juvenil que se celebraba con amigos y donde se bailaba las canciones de moda y se tomaban unos refrescos y canapés.

Guateque Campesino. Ibrahim Ferrer

Hay guateque en el bohío
del compadre Don Ramón

Ya está en la púa el lechón,
ya está llegando el gentío.
Hoy viene abajo el bohío,
es santo de Don Ramón.

Y llegando bailadores, comay,
por los caminos atascados

El bongó, el triple y el güiro
no han cesado de tocar
porque asi son los guajiros
no tienen cuando acabar,
Es costumbre campesina
desde el tiempo colonial.

Y llegando bailadores comay…

Ya la comadre Caruca
de tres piedras hizo el fogón

ya está sanchochá la yuca,
ya está el mojo pa´l lechón
y ya Juan Ramón fue en busca
de plátano verde y pintón.

Y llegando bailadoes comay
por los caminos atascaos

Hoy luce su guayabera,
su polaina y su machete

los guajiros y la sitiera
que engalanan el guateque.
Hoy se rompen los taburetes
y se cae la talanquera.

Y llegando bailadores comay
por los caminos atascaos

Hace falta que venga mucha gente
porque el fogon está atestao.

Comadre Caruca, guarde bien el rabito
para el que llegue atrasado.

Oye, que cierren pronto la talanquera
porque el puerco esta botao.

Y llegando bailadores comay
por los caminos atascaos

Yo tengo cuatro palomas
en una fuente redonda.

Todas se dan sus buchitos, mamá
y ninguna se pone brava.

Y llegando bailadores comay
por los caminos atascaos

guateque 3

 

 

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s