Doctor Pedro Kourí

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo:

Este artículo está dedicado a mi hija adoptiva en Cuba, médica y magnífica en todos los sentidos. Ella lo sabe y yo la admiro.

El Profesor Pedro Kourí Esmeja nació el 21 de agosto de 1900 en Puerto Príncipe, Haití, y murió el 16 de octubre de 1964 en la ciudad de La Habana, Cuba.

En 1918 se graduó como Bachiller en Ciencias y Letras en el Instituto Provincial de Santiago de Cuba, llegando a ser el primer expediente de su curso. Esto le proporcionó la posibilidad de ocupar el cargo de ayudante de las cátedras de Física, Química e Historia Natural del propio instituto.

Comenzó sus estudios de Medicina en la Universidad de La Habana, el 1 de octubre de 1919, graduándose el 1 de julio de 1925.

Después de haber obtenido la nota de sobresaliente en todas las asignaturas de la carrera, con 26 premios ordinarios, 2 extraordinarios y 31 sobresalientes, aquí también resultó el primer expediente entre los graduados de su curso (Alumno Eminente), fue alumno interno por concurso de varios hospitales de La Habana.

El 2 de octubre de 1925 pasó a ocupar el cargo de ayudante graduado de la Cátedra de Parasitología y Enfermedades Tropicales de la Universidad de La Habana, por lo que ha sido considerado uno de los fundadores de dicha cátedra.

En enero de 1934 ganó por concurso la plaza de Profesor Auxiliar y el 10 de febrero de 1938 pasa a ocupar la plaza de Profesor Titular.

Como resultado de su propia iniciativa, creó el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de La Habana, el 8 de diciembre de 1937, ocupando su dirección.

El Profesor Pedro Kourí representó a Cuba en varios congresos nacionales e internacionales. Llevó al III Congreso Mundial de Microbiología, celebrado en Nueva York en 1939, su descubrimiento de un nuevo parásito, el Inermicapsifer cubensis.

En 1940 recibió la Orden Nacional de Honor y Mérito, con el grado de oficial, otorgada por el Gobierno de Haití, y en 1949 le fue conferida la Orden Nacional Cubana de Mérito “Carlos J. Finlay”.

Fue miembro de varias sociedades científicas    nacionales e internacionales, vicepresidente fundador de la Sociedad Cubana de Biología y Medicina Tropical “Carlos J. Finlay” y director fundador de la Revista Parasitología Clínica y Laboratorio (1935), denominada después Revista de Medicina Tropical y Parasitología, Bacteriología Clínica y Laboratorio; posteriormente Revista Kuba y en la actualidad Revista Cubana de Medicina Tropical.

Publicó más de cien trabajos científicos, unos de investigación y otros de divulgación y educación científica.

Creó métodos de diagnóstico y tratamientos originales para numerosas enfermedades parasitarias del hombre. Escribió en 4 volúmenes, sus “Lecciones de Parasitología y Medicina Tropical”.

Fue Vicedecano (1940-1953) y Decano (1953-1956) de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana. Fue miembro fundador del Consejo de Dirección de la Escuela de Verano. Desarrolló cursos de postgrado para médicos, estudiantes de medicina y profesores desde 1937. Inició el intercambio cultural y docente entre la Universidad de La Habana y el Cornell University Medical College de Nueva York.

En la última década de su vida encaminó sus esfuerzos hacia la planificación, organización y reglamentación de un vasto plan docente cuyo objetivo final era la ardua tarea de erradicar el parasitismo en Cuba.

Su obra científica comprendió tres objetivos fundamentales: la Docencia, la Investigación Científica y el Servicio Asistencial, considerándose la primera como la más vigente y a la que dedicó la mayor parte de su tiempo.

Como puede apreciarse, a su labor de investigación y docente se unió también la labor creadora. La Universidad exalta al sabio, uno de sus más modestos trabajadores, proclamándolo “Profesor Extraordinario de la Escuela de Medicina de la Bicentenaria Universidad de La Habana”.

A pesar de sus años, mantenía los impulsos juveniles en cualquier nueva iniciativa y se lamentaba de no poder realizar algunas tareas por no permitírselo su salud. Es así como, después de una muy fructífera labor y una fecunda vida, el 16 de octubre de 1964, en plena faena, dejó de existir físicamente el querido profesor Pedro Kourí Esmeja.

Un saludo a todos los cubanos y que sepan que tienen grandes hombres y mujeres en sus vidas.

 

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s