María la guerrillera

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo:

Hoy es 14 de abril y aunque no es habitual este tipo de comentarios en mi blog, debo decir que en mi país (España) se conmemora el Día de la República. He aprovechado la ocasión para comentar la vida de una persona que tuvo y aún tiene lazos muy importantes con la isla de Cuba y cuyo origen me es geográficamente muy próximo.

Todavía tiene familia en La Habana. Un querido amigo y compañero me ha dicho que visitó a su hija, que todavía vive allí e incluso me ha proporcionado alguna documentación al respecto que por discreción he preferido reservar.

María Araújo Martínez fue una brava mujer gallega nacida en Carril (Vilagarcía de 12472354_10209412340725053_7328297408120861895_nArousa), el 28 de octubre de 1904. Hija de Ángel Araújo, marinero, y Emilia Martínez, con solo dos años emigra con su familia a La Habana y allí se establecen en el barrio de Casablanca en el que vivían más marineros gallegos y sus familias.

En 1920 se casa con Sebastián Carcaño, un marinero de Mugardos y activo sindicalista. En 1932 decide volver a Galicia con sus dos hijos y al poco tiempo regresa también su marido. Con la llegada de la II República en el estado español se abre un tiempo de esperanza, mientras, en Cuba, se vivía bajo la tiranía de Gerardo Machado.

Asentados en Vigo, Sebastián se enroló en un pesquero mientras María comenzó a trabajar en una fábrica de conservas de bocarte propiedad de un empresario griego. Tenía gran experiencia en la lucha sindical y social ya que en Cuba había militado en el Partido Socialista Popular, así que fue elegida por sus compañeras delegada sindical, llegando a dirigir el sindicato que representaba a veinticinco mil trabajadoras de la conserva.

En esa época viajó a París para asistir al congreso antifascista y luchó por la igualdad del salario femenino enfrentándose a los armadores de Vigo. Con el golpe de estado fascista, Carcaño y ella pasan a la clandestinidad. Huídos por los montes de Redondela entran a formar parte de la guerrilla. Después vuelven a Vigo donde van encontrando diferentes escondites proporcionados por las amistades. Un dia, Sebastian es detenido y condenado a trabajos forzados, pero logra huir a Cuba vía Lisboa.

María sigue escondida, mientras continúa colaborando con el Grupo Guerrillero de Redondela, viendo algunas veces a sus hijos que cuidaban personas de confianza. Finalmente es detenida y acusada de colaboración con el Grupo Guerrillero. Gracias a las gestiones del cónsul cubano es liberada en 1944 y enseguida huye con sus hijos a Cuba donde continúa la defensa de los derechos de las mujeres.

María fue toda su vida combatiente contra Franco y Batista y dedicó su vida a luchar contra la injusticia.

“No soportaba las injusticias. Era una luchadora nata. Defendía siempre a los que sufrían, daba igual, hombres o mujeres. Vivió para hacer frente a la discriminación del ser humano”. Así describe la figura de ´María a Guerrilleira´ su propia hija, Dora Carcaño Araújo, nacida en Pontevedra y residente en La Habana desde niña. La complicada existencia activista de su madre, ligó definitivamente el destino de Dora a la isla caribeña, aunque algunos de sus familiares consiguieron diseñar su futuro en O Porriño.

María Araújo Martínez nació en Carril (Pontevedra) en 1904. Con sólo dos años, sus padres se la llevaron a Cuba, estableciéndose en la localidad de Casablanca. Estudió en un convento y allí se casó con Sebastián Carcaño, natural de Mugardos. Juntos se iniciaron en las luchas proletarias y se vincularon al entonces naciente movimiento comunista cubano, tal y como describe el historiador Jorge Domingo Cuadriello.

En 1927 y con dos hijos, se instalaron en Galicia, donde nació Dora Carcaño, la tercera descendiente directa de María Carcaño o ´María a Guerrilleira´.

La comunista de Carril empezó a trabajar en una fábrica de conservas de Vigo, en donde tomó las riendas del Sindicato de Conserveras como militante del Partido Comunista de España. Al estallar la Guerra Civil pasó a la clandestinidad y tomó parte en la lucha guerrillera en Galicia contra las fuerzas franquistas. “Estuvo escondida y era muy hábil en burlar la vigilancia. Iba de casa en casa, vestida de aldeana, para despistar. Un día mis hermanos la siguieron y esa fue la pista para encontrarla”, recuerda Carcaño Araújo.

Fue detenida y encarcelada junto a la pequeña Dora, que hoy, con 74 años, hace balance de su vida desde su casa de La Habana. “Yo era muy pequeña. No tengo imágenes de mi estancia en prisión con ella. Sí me acuerdo, ya fuera de la cárcel, que me cuidaba una viejecita ciega. Íbamos a visitar a mamá a la cárcel y, entre rejas, me decía: Tranquila hija, pronto vamos a estar juntas. Portaros bien, hay que ser buenos en esta vida. Lo recuerdo con tristeza pero sin angustia; sus palabras nos tranquilizaban”, explica Dora.

El cónsul de Cuba en Vigo, Luis Bas Molina, la ayudó a salir de prisión y, con documentación falsa, regresar a Cuba, en 1944. “Las amigas de mamá de las conserveras y trabajadoras del puerto fueron muy solidarias. Me acuerdo perfectamente. Cuando nos fuimos, nos despidieron desde el puerto de Vigo con pañuelos blancos. Lloraban. Yo tenía unos nueve años. Me regalaron mi primera muñeca, unos zapatos nuevos porque yo andaba con zuecas y un abrigo. Me quedó grabado para siempre. No era muy consciente, pero ellas sí sabían que no nos volverían a ver”, narra Dora Carcaño.

La energía y el activismo de María Araújo tuvo su continuidad en Cuba. Recorrió toda la isla en campañas de ayuda a los guerrilleros antifranquistas españoles y a los comunistas cubanos. Al crearse en 1948 la Unión de Mujeres Españolas fue elegida vicepresidenta de la organización. Tomó parte contra la dictadura de Batista y apoyó al Gobierno revolucionario, que se hizo con el poder en 1959. Colaboró en la Campaña de Alfabetización, en los Comités de Defensa de la Revolución y en la Federación de Mujeres Cubanas, institución en la que trabajó posteriormente su hija Dora.

“Mamá logró en Cuba lo que no pudo ver en España. Sabía que triunfaría la revolución. Era todo entusiasmo y valores. Tenía un concepto integral del ser humano. Si hoy estuviese viva estaría luchando contra el bloqueo a Cuba, estoy segura”, concluye Dora Carcaño Araújo.

Salud y República

trebol de 4 hojas

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Mitos y leyendas

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo:

En otra ocasión se trató en este mismo blog del Güije o Chichiricú que es un personaje muy extendido en la cultura cubana del Caribe. trasno2

En esta ocasión cayó en mis manos el espléndido relato que hace el villaclareño Don Samuel Feijoo en el que trata con mucha extensión de estos temas. Cuando vuelva a La Habana este verano me gustaría poder comprar su libro “Mitología cubana” publicado por el Instituto Cubano del Libro (Editorial Letras Cubanas). Yo lo recomiendo vivamente a todos ustedes para que lo adquieran también.

A modo de muestra, he extraído tres pequeñas y curiosas historias:

LOS NEGROS Y LOS BLANCOS

En el principio todos los hombres eran negros. Entonces Dios hizo un lago para que todo el que se bañara allí se le pusiera la piel blanca. El agua estaba muy fría y había una parte de gente que le cogió miedo al agua tan fría. La otra parte se bañó y salió blanca. Pero uno de los que salió blanco vio a los negros que estaban en la orilla y se puso a empujarlos, pero éstos le tenían tanto miedo al agua fría que caían en cuatro patas, y por eso los negros tienen la planta de los pies y las manos blancas.

CÓMO SE HICIERON LAS NARICES DE LOS NEGROS

Unos dicen que Dios hizo las narices de los negros a puñetazos y otros que de una bola de fango. Pero la verdad es que Dios mandó dos barcos de narices para que los hombres cogieran narices y se las pusieran, porque los hombres no tenían narices y les mandó dos barcos cargados de narices. Los blancos se pusieron a velar y cuando llegaron los barcos fueron los primeros que entraron y cogieron las mejores narices, las más afiladas y más bonitas, y a las otras las pisotearon y las regaron por el suelo en el tumulto de gente que había cogiendo las mejores narices. Y atrás vinieron los negros y cogieron las narices aplastadas y pisoteadas y por eso los negros tienen las narices estropeadas.

EL GALLEGO CON DIOS Y LA GANDINGA DEL CARNERO

Aquí vino un gallego a Cuba, un gallego “agarrao” hasta las uñas, le gustaba el dinero más que la comida, y se topó con Dios que andaba recorriendo el mundo. Se hicieron amigos y andaban juntos y él no sabía que andaba con Dios. El gallego nada más que pensaba en comer y buscar dinero y Dios en caminar y eso. El gallego na más que hablaba de comida y de dinero. Dios le decía: “Espere que más alante vamos a encontrar un dineral”. El gallego no tenía paciencia. Y Dios le decía: “Ahora vamos a almorzar y a comer un puerco asao”. Y el gallego no creía. Y como era Dios, él sacaba la comida de donde quería, hacía milagros. Así llegaron a donde estaba el puerco asao. Almorzaron y el gallego quería llevarse en un saco to lo que sobró y Dios no quiso. Dios dijo: “Deja las sobras pa que el que venga atrás que coma, chico”. El gallego quería recoger todo lo que había sobrao. Y Dios le decía: “Dios, da pa mañana; deja pa el que viene atrás”. Y el gallego decía: “Que coma candela el que venga atrás”. Y Dios le dijo: “Dios da, Dios da pa mañana”. Y el gallego seguía diciendo:”Que coma candela el que venga atrás”. Entonces dejaron la comida y siguieron andando, y el gallego renegaba y decía: “No veo dinero, ¿donde está el dinero?…” Y Dios le decía: “Dios da. Dios da, chico”. Y siguieron su camino y el gallego loco por encontrar el dinero, hasta que Dios se cansó y le dijo: “Mira, levanta esa piedra ahí”… Y el gallego la levantó y se encontró debajo de ella centenes y onzas de oro y el gallego dio un brinco de alegría, ¡muchacho! Jaló por el saco pa meterlo to hasta el último quilo. Y Dios le dijo: “No lo cojas to, deja pa el que viene atrás, que Dios da…” Y el gallego renegaba y lo quería coger to, hasta el último quilo. Y Dios le decía: “Dios da, deja pa el que viene atrás…”. Y el gallego decía: “El que viene atrás que coma candela”. Pero siempre Dios lo obligó a que dejara bastante dinero allí y siguieron caminando y caminando. El gallego llevaba el saco al hombro y estaba cansado y decía: “¡Que hambre tengo!” Y Dios le decía “Dios da.” Y el gallego decía “si lo que dejamos atrás lo hubiéramos traído no pasaríamos hambre ahora”.

Entonces llegaron a una piedra y se sentaron cansados y el gallego renegando de hambre y eso y Dios dijo: “Ve allí, y debajo de aquel palo hay un carnerito asao”. El palo estaba a dos cordeles y el gallego no lo quería creer. Y el gallego le dijo: “¿Quién va a asar ese carnero pa nosotros?” Y Dios dijo: “Vaya allí y traiga el carnerito asao”. El gallego se levantó renegando diciendo que era cuento, y fue debajo del palo y vio el carnerito asao y era tanta el hambre que llegó y se pegó la gandinga del carnerito asao en dos palos. Después viró pa atrás con el carnero. Y Dios le dijo: “¿Dónde está la gandinga del carnerito?” Y el gallego dijo: “¿Qué gandinga?

El carnero no tenía gandinga.” Y Dios dijo: “Tiene que tenerla”. Y el gallego decía que alguien vino y se la había comido, se echó de culo negando que se la había comido.

Dios no dijo más na y se pegaron a comer. Cuando acabaron el gallego quiso recoger lo que sobró en el saco. Y Dios dijo: “Dios da, deja pal que venga atrás.” Y el gallego decía: “El que venga atrás que coma candela”. Y Dios decía: “Dios, da, no te lleves nada”.

Se levantaron y siguieron caminando sin llevarse las sobras el gallego. Y el gallego a cada rato le decía a Dios: “¿Cuándo vamos a partir el dinero que traigo en el saco?” Y Dios le decía: “Cualquier rato, cualquier rato…”. Siguieron andando y Dios le preguntó:

“¿Quién se comió la gandinga del carnero?” Y el gallego decía: “No tenía, chico, no tenía… Gracias que te dieron el carnero, ¿vas a andar averiguando ahora si tenía gandinga de contra que te lo dieron?…”. Y Dios le decía: “Sí tenía, sí tenía chico…”.

Siguieron andando y el gallego volvió con la misma del dinero, que cuándo lo iban a partir. Y Dios decía: “Más palante, más palante…”. Y le volvió a preguntar por la gandinga del carnero, y el gallego le respondió: “No tenía, chico, no tenía…”.

Siguieron andando y se toparon con un río crecío. El gallego se quiso tirar con el saco amarrao al pescuezo y decía: “si muero yo pierdo el dinero también”. Y Dios dijo: “Vamos a cruzar el río, chico, no hay peligro ninguno”… Y como hacía milagros cogió y partió parriba del río, a cruzar por arriba del río como por la tierra. Y el gallego se asustó y le dijo: “¿cómo vamos a caminar por arriba del río?” Y Dios le dijo: “Sí, vamos a cruzar por arriba del río. Y se echaron arriba del agua caminando. El gallego iba cogío de la mano y caminando por arriba del río. Al llegar a mitad del río Dios lo cogió por el pelo y lo zambulló y cuando el gallego salió Dios le preguntó: “¿Quién se comió la gandinga del carnero?” Y el gallego le dijo: “No lo sé, no lo sé”. Lo volvió a zambullir

y el gallego siempre decía que no sabía quién le había comido la gandinga al carnero. Y Dios veía al gallego medio ahogado que le decía: “Ahógame si quieres pero yo no sé quien se la comió”.

Dios no lo zambulló más, siguieron andando y cruzaron el río. Y el gallego le decía a cada rato: “¿Cuándo vamos a partir el dinero que tengo dentro del saco?” Y Dios decía: “Más palante,más palante”… Y el gallego tenía hambre y decía: “Tú na más que Dios da y Dios da ¿y si no da na?” Y Dios dijo: “Camina… camina… que más palante hay una casita con comía…”. Y siguieron andando y el gallego decía a cada rato: “erre me caho en Dios, ¿cuándo llegamos a la casita?” Y Dios se reía con las cosas del gallego y le decía que no se cagara en Dios que eso era malo y el gallego decía: “erre, me vuelvo a cagar en Dios”. Y Dios se reía. En esto llegaron a una casita sola que había hasta una mesa con comía y se sentaron a comer. Y contento el gallego decía: “erre me cago en Dios, aquí nos vamos a quedar que esto está muy bueno, ahora sí que no lo recogemos to sino que nos quedamos aquí, y dormimos y to”. Y Dios dijo: “Cuando terminemos

de comer partimos el dinero. Aquí no nos podemos quedar porque hay que dejar esto pal que viene atrás”… Y el gallego dijo: “erre, me cago en Dios, el que viene atrás que coma candela”. A la mitad de la comida le preguntó Dios por la gandinga del carnero. Y el gallego le dijo que no sabía, que si hubiera sabido se lo hubiera dicho cuando casi lo ahoga. Y el gallego le preguntó entonces: “erre me cago en Dios, ¿cuándo vamos a partir el dinero?” Y Dios le decía: “No te cagues en Dios, que es malo”. Y el gallego le decía: “Lo que es malo es no partir el dinero”. Entonces Dios cansao dijo: “Vacea ese dinero ahí arriba de la mesa pa partirlo”. Y el gallego muy contento vació el saco arriba de la mesa.

Entonces Dios pegó a hacer tres pilas de dinero. Y cuando el gallego vio haciendo tres pilas las volvió a juntar en un montón y le dijo: “erre, me cago en Dios, si somos dos na más, chico: ¿cómo vas a hacer tres pilas?” Y Dios volvió a hacer las tres pilas, y el gallego dijo: “Vuelves a hacer tres pilas si somos dos”. Y Dios le dijo: “Déjame acabar, chico”. Y el gallego decía: “erre, me cago en Dios, si somos dos”. Entonces ya Dios tenía hecha las tres pilas y le dijo al gallego dándole una pila: “Coja su pila”. Y el gallego la cogió y dijo: “Bueno, ¿y esa pila que sobra pa quién es?” Y Dios dijo: “Esa es pal que se comió la gandinga del carnero”. Y el gallego cogió la pila y la echó en su saco y dijo: “Pues fui yo, erre, me cago en Dios, yo me comí la gandinga del carnero”.

(Perdón por el vocabulario un poco ofensivo que figura así en el original)trebol de 4 hojas

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Carlos Arche

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo:

Debo confesar que no tengo predilección especial por la pintura pero aún así me gusta ver las obras de arte. Tuve la suerte de visitar la Tate Modern de Londres, el Prado en Madrid, l´Hermitage de San Petersburgo, etc, etc.bellas artes

Por eso no es raro que habiendo estado 8 veces en La Habana no podía dejar de visitar el Museo Nacional de Bellas Artes. Y allí me llamaron la atención especialmente dos obras: Gitana tropical de Victor Manuel García y Primavera o descanso de Jorge Arche.

Jorge Arche Silva fue un pintor cubano, especialista del retrato. A partir de 1923 cursó estudios en la Academia de Bellas Artes de San Alejandro en La Habana. Un óleo suyo, La Carta, obtuvo premio en el Primer Salón Nacional de Pintura y Escultura en 1935. Autor de un mural pictórico realizado en la Escuela Normal de Santa Clara en 1937, colaboró también en la instrucción de otros interesados en las artes plásticas. Junto a Rita Longa, René Portocarrero o Mariano Rodríguez, fue orientador en el Estudio Libre de Pintura y Escultura (1937), dirigido por Eduardo Abela. Tomó parte en la fundación de la Escuela de Artes Plásticas de Camagüey, la única capital de provincia que no tenía esta clase de centro docente. cara

Nació en Santo Domingo, provincia de Villa Clara, el 6 de abril de 1905, hijo del copropietario de un pequeño central azucarero. A los dos años enfermó de poliomielitis y desde entonces siempre tuvo que apoyarse en muletas. En 1918 empezó a vivir en La Habana.

Arche estudió pintura en la Fundación Villate y de manera inestable en San Alejandro, donde se graduó en 1921. Su formación fue básicamente autodidacta, aprendiendo de forma directa con maestros como Víctor Manuel, Arístides Fernández y frecuentando tertulias a las que acudían Ponce, Portocarrero y Mariano.

No expondría hasta los 32 años, pero se dio a conocer bien con el envío de La carta a la Primavera en la Exposición Nacional de Pintura y Escultura, de 1935, donde obtuvo un premio. Ese año había dado a conocer la importante obra de su amigo Arístides Fernández, prematuramente muerto.

primavera o descanso

Destacó mucho su amistad con intelectuales de izquierda como Juan Marinello, Carlos Rafael Rodríguez, Raúl Roa, Marcelo Pogolotti. Renunció a la ayuda económica del padre al casarse con la sobrina de Arístides Fernández pero encontró un modesto empleo como perito en falsificaciones de billetes de Lotería.

Fue profesor del Estudio Libre de Pintura y Escultura dirigido por Eduardo Abela y atiende la llamada de Ravenet en 1936, a fin de poner frescos en la Escuela Normal de Santa Clara. En 1937 marcha a México para estudiar el arte muralista y regresa con una sólida información al respecto que le facilita dar nuevos rumbos a su obra. También organizó junto a otros graduados de San Alejandro, la Escuela de Artes Plásticas de Camagüey.

jugadores de dominó

La década del 40 se caracterizó por la mayor libertad temática y de composición del asunto, además de un decidido gusto por los colores brillantes. A fines de 1945 viajó a México con una representación diplomática donde por primera vez dispuso de automóvil propio y recorrió todo el país azteca pintando paisajes que serían saludados con entusiasmo por la crítica mexicana.

En 1949 expuso en Lyceum de La Habana veinte obras realizadas en México. Al regresar a Cuba, en 1952 logró, según algunos de sus estudiosos, “su pictórica homogeneidad”. (Retrato de Magaly, Dos niñas, Luis Peña …).

mujer con flor

El número de obras que registran los catálogos de las exposiciones personales y colectivas asciende a 120; de ellas el Museo Nacional de Bellas Artes posee 24, el resto pertenece a colecciones privadas e instituciones. Mucho de lo realizado en México es prácticamente desconocido.

Destacó en el retrato, el más difícil y conservador de los géneros en momentos en que estos perdían jerarquía social después del realismo de fines del XIX y de los nuevos realismos de la década del 30-40 del XX, sobre todo en Europa.
Se ha repetido mucho que esta pintura de cámara ejercida por Arche, fuerza específica de expresión única, se debía a su discapacidad (era poliomielítico) que no le permitía abordar otro tipo de manifestación plástica. Sin embargo, es bueno recordar su participación en los primeros murales al fresco realizados en Cuba, junto a Ravenet, en Santa Clara, y su intensa labor en el paisajismo mexicano, a finales de la década del 40.

martí

Como paisajista, y todos sus retratos atesoran paisajes, convierte en dinámica explosión de luz, brillantes, pulidos colores. Y si riqueza y verdad es el efecto que producen sus retratados , pese a la gran economía de medios utilizados, el sutil y maravilloso refinamiento de sus paisajes logra el acierto total del conjunto de su obra, patrimonio nacional, en esa simplicidad aparente que proporciona goce indiscutible a la mirada del observador, mirada que va a deleitarse con los juegos infinitos del valor y gradaciones del color (Primavera) en dosificación de tonos con que atrapa el secreto del ser y el estar, que la radiante impresión de sus telas emana, en fenómeno altamente significativo.
La muerte le sorprendió cuando solo contaba 51 años de edad, en Cádiz, España, el 9 de noviembre de 1956, en plena capacidad creadora.

retratotrebol de 4 hojas

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Ranita pigmea

Estimado lector que rozas una vez más la suave y policromada pluma del Tocororo:
Este artículo se lo dedico a mi pequeño amigo Leamcito con el deseo de que siempre se acuerde de su tierra, que es Cuba, de su gente maravillosa y también de su extraordinaria fauna y flora que es única en el mundo.

En la fauna cubana figura una especie que, por su diminuto tamaño, hubiera podido considerarse entre la gente de Lilliput, aquel país de enanos que relataba Gulliver, el personaje de una novela creada por el irlandés Jonathan Swift.3

Nuestra ranita aparece en el celebérrimo libro de las marcas absolutas como el anfibio más pequeño del mundo. La llaman Ranita de Monte Iberia (Eleutherodactylus iberia), por la región donde tiene su hábitat, en la Reserva de la Biosfera Cuchillas del Toa, reputada porque su flora y fauna endémicas constituyen las más exuberantes de Cuba.

El tamaño de esta frágil miniatura del reino animal es como para maravillarse: mide entre 9,0 y 10,5 milímetros. Exigente como pocas, demanda para sobrevivir y reproducirse cosas sencillas tales como lluvias copiosas y elevada humedad relativa.

Es una especie que habita en la litera de hojarasca de los bosques nublados por encima de 1000 m de altitud en la Sierra Maestra. Este ejemplar endémico de Cuba se ha conocido solamente de las inmediaciones de Minas del Frío, 850 m de elevación y en el macizo del Pico Turquino, Sierra Maestra: la Cueva del Aura, 1070 m y de El Joaquín,1300-1400 m de elevación, región Oriental de Cuba.

Durante el día busca refugio bajo los helechos. Desde allí, y a coro con sus congéneres, se desgañita en una estridente sinfonía de siseos y chirridos. Pero su dinamismo mayor sobreviene de noche, cuando comienza a moverse entre la hojarasca.
Alimentación2

En su alimentación incluyen variadas especies de hormigas de los géneros Camponotus, Odontomachus y Solenopsis. Arácnidos del género Mastigoproctus se han obsevado depredando a individuos de esta especie. Su actividad es diurna, como lo demuestran sus movimientos entre la hojarasca y sus coros, que en las noches no se producen.
Hábitat

La Ranita Pigmea está distribuida por las tierras llanas y montañosas del las regiones Occidental, Central, y Oriental, aunque existen extensas áreas donde se desconoce su existencia. La especie se encuentra desde el nivel del mar hasta altitudes cercanas a los 1200 m y las localidades más conocidas corresponden con las zonas montañosas.
Reproducción5

Existen diferentes modalidades reproductivas entre los anfibios anuros que van desde las más comúnmente conocidas que ocurren en el agua, hasta aquellas en las que los huevos son depositados en la tierra u otro substrato húmedo y los embriones se desarrollan dentro de los huevos sin que exista una fase larval de vida libre.

Para el caso de la ranita pigmea se conoce el modo de reproducción por huevos de desarrollo directo: Las hembras presentan un solo ovario funcional y desarrollan un solo huevo de gran tamaño. Los huevos son depositados en la tierra, fuera del agua después que han sido fertilizados durante el apareamiento (amplexus) en el interior del oviducto de la hembra. No hay fase de larva acuática.

viva-cubabandera_cubana_corazon

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Navidad 2015

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo:

Solamente unas palabras en estos días navideños.Tengo el ferviente deseo de que la luz de la estrella que iluminó y guió a los Reyes Magos, lo siga haciendo ahora para todos los cubanos de dentro y de fuera. Que sus destinos y sus vidas mejoren porque estoy seguro de que se lo merecen.

Un abrazo fraternal para todos. El año que viene seguramente nos volveremos a encontrar.

feliz-navidadbandera_cubana_corazon

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Caracoles de Cuba: Polymitas

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo:

Polymita picta es un molusco terrestre endémico de Cuba, considerado el caracol más bello del mundo. Es de hábitos arborícolas, es decir que vive en los árboles, se alimenta de hongos y es sensible a los cambios de humedad, luminosidad, temperatura y salinidad del ambiente, por lo que no ha podido adaptarse a otros territorios diferentes. Se considera el símbolo de la fauna de Baracoa. 1

Se trata de un molusco gasterópodo (tienen un pie carnoso en la región ventral, del que se valen para arrastrarse) y respiración pulmonar. Produce conchas de extraordinarios colores que le han ganado el ser considerado el caracol con la concha más bellamente coloreada que existe en la Tierra.

Llega a parecer que estos caracoles estuviesen pintados a mano pero estos llamativos colores no implican que sean caracoles venenosos como algunos piensan e incluso llegaron a ser utilizados sin ningún problema en gastronomía por mucho que no es el producto a exportar como lo es el Helix aspersa (Caracol europeo o común). Los colores más frecuentes son: Blanco con estriado de anguila (Marrón o chocolate con leche), amarillo con estriado y verde olivo con señas color rojo fuego y con poca frecuencia un color predominantemente negro con señas blancas. (Los colores tienen una gran variedad cromática en estos caracoles). 2

Habitan en las selvas cubanas, aunque se han creado ejemplares con fines de mascota exótica de terrario como se hizo con la Achatina fulica, en este caso, esta especie es mucho más cara por unidad (Sobretodo la variedad “Full color” que sus colores son predominantemente el rojo fuego con señas verde olivo o negruzcas).
Se encuentra distribuido en la porción noreste de Camagüey y en todas las provincias orientales, sobre todo, en las regiones de Baracoa y Maisí. La colección más importante del país sobre malacología y dentro de ella, una de las más ricas del mundo de la especie Polymita picta, se encuentra expuesta en el Museo de Ciencias Naturales de la provincia de Holguín. 3

Muchos científicos han catalogado a la polymita sin reservas como una de las especies más hermosas de la fauna mundial. Su importancia para el equilibrio ecológico se explica si valoramos que sirve de alimento al 30037gavilán cagüarero, único en esta zona del país. Pero para los baracoenses, amantes y orgullosos de su naturaleza, las polymitas son mucho más de lo que ven en ellas los estudiosos del tema. Están indisolublemente ligadas a la cultura local, son protagonistas de innumerables obras de arte y expresiones de la tradición oral. Son símbolo natural y cultural de Baracoa.

La palabra Polymita viene de la lengua griega y quiere decir muchas rayas, ya que está formada por las raíces poly (muchas) y mitos (rayas), por ser ésta la propiedad más generalizada en esas conchas, aunque muchas se presentan sin raya alguna. Picta significa pintada, ya que este vocablo deriva del latín pictus que equivale a pintar, dar color. 4

Las especies de Polymita, al igual que un elevado porcentaje de los moluscos terrestres de Cuba, son pulmonados y hermafroditas es decir, están capacitados para respirar directamente el aire a través de un saco aéreo o pulmón, y en cada individuo se hallan reunidos los órganos reproductores masculinos y femeninos como en otros muchos caracoles.

La época de reproducción generalmente coincide con el período de lluvias, cuando dos individuos se unen y efectúan su fecundación cruzada, y ambos quedan fecundados. Después que los huevos han alcanzado su madurez en el interior del animal, éste desciende por las ramas o tronco de la planta hasta el suelo. Allí cavará pequeños huecos en la tierra, y depositará cuidadosamente sus huevos o se irá a colocarlos entre las hojas caídas.

Varios días después, saldrán los pequeños animalitos, de unos 2 ó 3 milímetros de tamaño, y buscarán el tronco de una planta para trepar en busca de hongos o líquenes e iniciar su vida arborícola. Cuando escasee el alimento y sea necesario salir en pos de una nueva planta, o cuando sean adultos y bajen a depositar los huevos de donde saldrán sus sucesores volverán tal vez a tierra. 5

Siendo de hábitos arborícolas, viven en las más diversas plantas, eminentemente en arbustos, destacándose sobretodos el cafeto. Sin embargo, a pesar de la estrecha asociación que mantienen con las plantas, jamás se ha observado que las ataquen. Su alimentación la constituyen, exclusivamente, los hongos y líquenes que se fijan a la corteza y a las hojas.
Baracoa y Polymita no pueden separarse. Es tal la admiración que han sentido y sienten los habitantes de este pequeño y verde pueblo por tan ingenuas y bellas criaturas, que existe una leyenda en su honor.

Se cuenta de los amores de una bella india y su cacique, quien para conquistarla sin tener perlas ni joyas, quiso ofrecerle un regalo único. Y salió un día a apresar los colores del sol, el verde de las montañas, el rosado de las flores, el blanco de la espuma del mar, pero al sorprenderle la oscuridad no pudo aprisionar el azul del cielo, conformándose con el negro de la noche. Ella, deslumbrada al contemplar tan singular creación, le imprimió la cadencia de su baile, la ternura de sus palabras y la benevolencia de su ser. 6

Esta rara y bella creación de la madre naturaleza hoy tiene refugio no sólo en las pródigas tierras del extremo oriente cubano, sino en el corazón de sus hijos. Debemos cuidar las polymitas Picta para que sigan formando parte del entorno y la espiritualidad de los baracoenses.

Las colectas indiscriminadas de Polymitas para fines diversos provocan que cada día se hagan más ostensibles las amenazas de extinción que pesan sobre tan preciado tesoro de nuestra naturaleza.

Desde este artículo hacemos una alerta a todos, especialmente a los turistas porque sin excepción, estamos llamados a velar celosamente para que estos moluscos exclusivos de una pequeña porción de nuestro territorio no desaparezcan de la faz de la Tierra.

sellobandera_cubana_corazon

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Fruta bomba

Estimado lector que rozas la suave y policromada pluma del Tocororo:
Este verano volví a Cuba por octava vez. Siempre me admiran los árboles, las plantas en general y por supuesto las frutas que se venden en los mercados que para mí son absolutamente exóticas.
Uno de mis deportes favoritos es el de recoger toda clase de semillas que veo por el suelo con el vago propósito de germinarlas cuando vuelva a casa. Este año las traje de mamey, mango y también fruta bomba. germina0

Y como yo vivo en Galicia, con un clima completamente diferente al de allá, la mayoría de las veces no me prende nada pero este año me llevé la gran sorpresa porque me han aparecido unas matitas de papaya que con la humedad y el calorcito de la terraza han germinado. Ahora tengo unos brotes verdes (plántulas) y está por ver en queda esto porque tendré que engatusarlas mucho para que no noten que están naciendo fuera de casa.

La papaya (en La Habana le dicen fruta bomba) es Carica papaya, una angiosperma, es decir, planta con semillas protegidas por el fruto.
La planta tiene un tronco sin ramas (por lo general, sólo ramifica si su tronco es herido), de una altura entre 1,8 y 2,5 m, coronado por follaje en forma circular y provisto de largos pecíolos. El mismo conserva aún en los especímenes maduros una textura suculenta y turgente, presentando numerosas cicatrices características, producto del crecimiento y caída consecutivas del follaje superior.

La savia es de consistencia lechosa y tóxica en estado natural para el ser humano, pudiendo producir irritaciones alérgicas con el contacto con la piel. Esta savia lechosa contiene una enzima muy útil, la papaína, empleada como ablandador de carnes: en las parrillas o barbacoas se emplea el jugo que fluye al cortar la corteza para rociarlo sobre la carne a la cual deja sumamente tierna y jugosa.germina1

Los arbustos de papayo tienen tres clases de pies diferentes: unos con flores femeninas, otros con flores hermafroditas y otros con flores masculinas. Las flores femeninas tienen un cáliz formado por una corona o estrella de cinco puntas muy pronunciada y fácil de distinguir. Encima de éste se encuentra el ovario, cubierto por los sépalos que son cinco, de color blanco amarillento y cuando muy tiernos, ligeramente tocados de violeta en la punta.

Los estigmas son cinco, de color amarillo, y tienen forma de abanico. Los frutos de este pie son grandes y globosos. Las flores hermafroditas tienen los dos sexos y el árbol que las lleva tiene a su vez tres clases de flores diferentes. Una llamada pentandria, parecida a la flor femenina, pero al separar los pétalos se aprecian cinco estambres y el ovario es lobulado. Los frutos de esta flor son globosos y lobulados. Otro tipo de flor es la llamada elongata y tiene diez estambres, colocados en dos tandas; la flor es alargada y de forma cilíndrica, al igual que el ovario, dando frutos alargados. El último tipo de flor es la intermedia o irregular, no es una flor bien constituida, formando frutos deformes. Las flores masculinas crecen en largos pedúnculos de más de medio metro de longitud y en cuyos extremos se encuentran racimos constituidos por 15 o 20 florecillas.

Las flores están formadas por un largo tubo constituido por los pétalos soldados, en cuyo interior se encuentran 10 estambres, colocados en dos tandas de a cinco cada una. La flor tiene un pequeño pistilo rudimentario y carece de estigmas. Estas flores no dan frutos, pero si lo hacen son alargados y de poca calidad. Los frutos y las flores se desarrollan en racimos justo debajo de la inserción de los tallos de las hojas palmeadas. Fruta Bomba

Los frutos tienen una textura suave y una forma oblonga, y pueden ser de color verde, amarillo, naranja o rosa pudiendo pesar hasta 9 kg, en la mayoría de los casos no suelen pesar más de 500 o 600 g, especialmente en una variedad de cultivo de plantas enanas, muy productivas y destinadas generalmente a la exportación, por su mayor duración después de la cosecha y antes de su consumo. La talla de los frutos disminuye en función de la edad de la planta.

No es planta exigente en cuanto a suelos, pudiendo desarrollarse en cualquier terreno abandonado o incluso en alguna maceta grande. Es una de las plantas más productivas con relación a su tamaño ya que siempre tiene flores y frutos al mismo tiempo. El desarrollo de los frutos produce la caída de las hojas inferiores, por lo que quedan siempre al descubierto por debajo de las hojas.

Es conocido desde muy antiguo que las plantas, al igual que cualquier otro ser vivo, no se distribuyen uniformemente en la superficie terrestre y que cada una de ellas ocupa unos territorios determinados. Carica papaya es una planta de origen centroamericano, conocida y empleada en casi toda América desde hace varios siglos, aunque hoy día se cultiva en muchos países de otros continentes, principalmente, en Asia y África. Antes de la llegada de los europeos, en México se le daba el nombre chichihualtzapotl, que en náhuatl significa «zapote nodriza», y era un fruto especialmente relacionado con la fertilidad.

Originaria de los bosques de México, Centroamérica y del norte de América del Sur, la planta de la papaya se cultiva en la actualidad en la mayoría de los países de la zona intertropical del orbe.
La especie presenta dioecia naturalmente, pero la selección artificial ha producido especímenes hermafrodita América Central (Sur de México). Actualmente se cultiva en Florida, Hawái, África Oriental, Sudáfrica, Ceilán, India, Argentina, Archipiélago Malayo y Australia.Carica papaya

La papaya es conocida como fruta de consumo, tanto en forma directa como en jugos y dulces (elaborados con la fruta verde cocinada con azúcar), y tiene unas magníficas propiedades para facilitar la digestión de alimentos de difícil asimilación, debido a su alto contenido de papaína. De esta enzima llamada papaína se producen más de 1000 toneladas anuales en el mundo entero. La utilidad de dicho producto derivado está en la fabricación de cerveza, cosméticos e industria alimenticia.

Valor nutricional por cada 100 g
Energía 43 kcal o sea 179 kJ
Carbohidratos 10,82 g
Azúcares 7,82 g
Fibra alimentaria 1,7 g
Grasas 0,26 g
Proteínas 0,47 g
Retinol (vit. A) 47 μg (5%)
β-caroteno 274 μg (3%)
Tiamina (vit. B1) 0,023 mg (2%)
Riboflavina (vit. B2) 0,027 mg (2%)
Niacina (vit. B3) 0,357 mg (2%)
Ácido pantoténico (vit. B5) 0,191 mg (4%)
Vitamina B6 0,038 mg (3%)
Ácido fólico (vit. B9) 37 μg (9%)
Vitamina C 60,9 mg (102%)
Vitamina E 0,3 mg (2%)
Vitamina K 2,6 μg (2%)
Calcio 20 mg (2%)
Hierro 0,25 mg (2%)
Magnesio 21 mg (6%)
Manganeso 0,04 mg (2%)
Fósforo 10 mg (1%)
Potasio 182 mg (4%)
Sodio 8 mg (1%)
Zinc 0,08 mg (1%)

Es uno de los frutos más importantes y de mayor consumo. Muy apreciada por sus propiedades nutritivas y su delicado sabor. Ideal para regímenes, por contener vitaminas B1, B2 y Niacina o B3, todas del Complejo B, que regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo; fortifican el músculo cardíaco; protegen la piel y el cabello y son esenciales para el crecimiento. Contiene también vitaminas A y C, es rica en minerales como Calcio, Fósforo, Magnesio, Hierro, Azufre, Silicio, Sodio y Potasio. Por otra parte tiene bajo valor calórico, cerca de 40 calorías por cada 100 gramos de fruta. El contenido de fibra mejora la digestión. Tiene propiedades astringentes. Asimismo, su cáscara contiene una sustancia, la papaína, que tiene múltiples usos. La papaya también es un fuente de licopeno, conteniendo unas 1800 μg cada 100 g.papaya

El fruto es usualmente consumido crudo, sin su cáscara o sus semillas. El fruto verde inmaduro de la papaya puede ser consumido en ensaladas y estofados. Posee una cantidad relativamente alta de pectina, la cual puede ser usada para preparar mermeladas.
La papaya verde es usada en la cocina Thai ya sea cruda o cocinada. Las semillas negras tienen un sabor fuerte pero son comestibles. Algunas veces son molidas y usadas como substituto de la pimienta negra. En algunas partes de Asia las hojas jóvenes de la papaya son hervidas y consumidas como espinaca.

En algunas partes del mundo las hojas son preparadas como té para ser consumidas como prevención de la malaria, aunque no existe evidencia científica real de la efectividad de este tratamiento. En Cuba es costumbre consumirla madura (muchos le agregan azúcar) pero como también se elaboran dulces con ella, se emplean las maduras y las pintonas (ni verdes ni maduras)papaya2

En el Noreste Argentino y Sur de Paraguay es muy común consumir la Papaya o “Mamón” (como se lo denomina en la zona) crudo con un poco de azúcar o preparando en almíbar, en un proceso de hervido con azúcar y bicarbonato por varias horas. El producto final es exquisito y se lo acompaña con algún queso en el postre. Cabe destacar que dicho producto también se consume en Venezuela (donde se le da el nombre de dulce de lechosa) mayormente en época de Navidad. Se sustituye el azúcar por panela (papelón) y se añaden clavos de olor.

Y eso es todo. Ahora espero que mis plantitas crezcan y me den satisfacciones. Un saludo para todos los cubanos de dentro y de fuera.

bandera_cubana_corazon

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios