Antípodas, antecos y periecos

Estimado lector que rozas una vez más  la suave y policromada pluma del Tocororo:

A veces, especialmente cuando no se tiene mucho que hacer (que es mi caso) se nos ocurren ideas un poco peregrinas. Si empezamos a cavar un pozo bien profundo y vertical de forma obsesiva, agujerearíamos la Tierra entera y saldríamos a la luz por el otro lado.

La palabra “antípodas” significa literalmente aquellos cuyos pies son estrictamente opuestos a los nuestros, con el fin de designar a un ser humano que camina en el otro hemisferio, que tendría por ese hecho la cabeza abajo.

En Geografía, el antípoda o los antípodas (del griego anti: “opuesto” y pous, podós ποὺς, ποδός) es el lugar de la superficie terrestre diametralmente opuesto a otro lado, es decir, el lugar de la superficie terrestre más alejado posible. Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE),  un antípoda es un habitante del globo terrestre que, con respecto a otro, mora en un lugar diametralmente opuesto.

Si quisiéramos escaparnos de casa lo más posible, deberíamos llegar a las antípodas. Como la longitud de la circunferencia del meridiano de nuestro planeta es de unos 40.000 km aproximadamente, ese viaje tendría unos 20.000 km y a la velocidad que en la actualidad vuelan los aviones a reacción (unos 1000 km/h) tardaríamos unas 20 horas si no hubiera escalas. Los españoles tenemos nuestras antípodas en la isla de Nueva Zelanda.

Es muy frecuente que se consideren como antípodas a los habitantes del otro lado del mundo sin entrar en especificaciones detalladas. En el caso de Cuba no es raro que se asuman como tales de los cubanos a vietnamitas, chinos, laosianos o tailandeses, es decir a individuos que pueblan territorios casi totalmente opuestos. Pero conviene precisar, desde el punto de vista conceptual, algunos detalles en tal sentido.

Antípodas son los lugares de la Tierra (y los habitantes que en ellos viven) situados exactamente en puntos diametralmente opuestos, es decir, con longitudes geográficas que se diferencian en 180 grados. Tienen similar latitud o distancia medida en grados en relación con el Ecuador, pero en hemisferios diferentes. Entre los puntos antípodos las estaciones del año y el régimen horario están totalmente invertidos.

El punto antípodo de Cuba se encuentra enclavado al oeste de Australia, en pleno Océano Índico así que allí no hay nadie. Por tanto, los cubanos no teneis habitantes antípodas, salvo que consideremos como tales a aquellos que eventualmente tripulen embarcaciones que se desplacen por el área marítima mencionada (antípodas ocasionales).

antipodas
Por otro lado, los antecos son los habitantes que viven en puntos situados en el mismo meridiano, a igual distancia del Ecuador, pero en hemisferios opuestos (tienen el mismo régimen horario y estaciones invertidas).

En geografía, el anteco o los antecos (del latín antoeci, -ōrum, y este del griego ἄντοικος, que vive al lado opuesto) es un lugar de la superficie terrestre respecto a otro en distinto hemisferio, en el mismo meridiano y equidistantes del ecuador.

En el caso de los cubanos, tampoco teneis antecos, pues el área correspondiente se localiza en el hemisferio sur en una zona marítima del Océano Pacífico al oeste de Chile septentrional.

Por último, son periecos los habitantes de lugares que se encuentren sobre el mismo paralelo pero en hemisferios opuestos diferenciados por 180 grados. Tienen las mismas estaciones pero con régimen horario totalmente invertido. Los periecos de los cubanos ocupan un área asiática que incluye el este de Mianmar una nación del sur de Asia que hasta 1989 fue oficialmente conocida como Birmania, el norte de Laos y una pequeña porción del sur de China. (El autor de estas líneas, o sea yo, tuve el privilegio de pisar ese sitio).

Los términos anteco y perieco son poco empleados, pero antípoda se usa con mayor frecuencia, aunque casi siempre con un sentido poco preciso, pues muchos de los que lo emplean intentan hacer referencia a áreas geográficas relativas (pero no exactamente opuestas. A tenor con las consideraciones antes expuestas y en su sentido conceptual exacto, ni vietnamitas, ni chinos ni malayos, ni mucho menos japoneses o coreanos, son antípodas de los cubanos.PERIECOS, ANTECOS, ANTÍPODAS

Para serlo debían estar, en primer lugar, en el hemisferio sur y en segundo, coincidir exactamente con las coordenadas geográficas del espacio cubano que en tal sentido comparemos en el otro confín del planeta. En otras palabras, que se hallen en los puntos opuesto marcados por una línea que los enlace y pase por el centro mismo de la Tierra. fleuron

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Antípodas, antecos y periecos

  1. José dijo:

    Gracias. Estuvo ameno y preciso.

    • almejeiras dijo:

      Estimado amigo: Muchas gracias por haber leído este artículo. Soy yo el que tiene que agradecer su interés.
      Un saludo cordial desde Vigo (España)

    • de preciso nada, el diametro es falso

      • almejeiras dijo:

        Estimado David: Muchas gracias por su comentario aunque no me parezca muy amable. Todos ellos son bien recibidos.Creo que ya descubrí el error.Donde dice diámetro debe decir longitud de la circunferencia así que tiene usted razón.
        Efectivamente el arco correspondiente al cuadrante de meridiano terrestre es de unos 10.000 km lo cual significa que la circunferencia completa mide 40.000 km. Espero que así quede bien.
        Muchas gracias. Ya lo voy a corregir
        Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s