El manifiesto de la Demajagua (10 de octubre)

Estimado lector que rozas una vez más la suave y policromada pluma del Tocororo:

Hoy, 10 de octubre de 2013 es día festivo en toda Cuba porque allí se conmemora el Manifiesto de la Demajagua.

Efectivamente, el 10 de octubre de 1868, Carlos Manuel de Céspedes (1819-1874) liberó a sus esclavos y alzó en armas a los cubanos y eso está considerado como el primer hecho de las Revoluciones de Liberación Nacional de Cuba.Céspedes 4

El repique de la campana de su ingenio La Demajagua, (Manzanillo) en el oriente del país, significó hace 145 años un triunfo de las ideas independentistas, frente al integrismo hispano y las corrientes reformistas y anexionistas.

Esa mañana el patricio bayamés pronunció la declaración de independencia conocida como Manifiesto de la Junta Revolucionaria de la Isla de Cuba o Manifiesto del 10 de Octubre.

En el batey de La Demajagua, ante unos 500 congregados, se expresó así de claro y contundente:

“Ciudadanos, ese sol que veis alzarse por la cumbre del Turquino viene a alumbrar el primer día de libertad e independencia de Cuba”.

Así comenzó esta primera guerra independentista que duró 10 años y tuvo un carácter nacional, liberador, democrático y antiesclavista. Así maduró una conciencia nacional patriótica entre los cubanos, y aunque la oligarquía esclavista se mantuvo sometida a España, se fundó para siempre la nación cubana.

El fuerte peso de la esclavitud en la economía de la colonia permitió a España mantener encadenada a Cuba cuando la mayor parte de los países hispanoamericanos habían alcanzado su independencia.Céspedes 1

Según datos de 1862, del total de 1.359.000  habitantes, unos 500.000 eran de la denominada gente de color, supuesto peligro que esgrimían los ideólogos colonialistas para frenar el movimiento emancipador.

En el momento del estallido revolucionario la población esclava ascendía a más de 300.000 hombres y mujeres (más del 70% en la región occidental).

Había también alrededor de 200.000 mulatos y negros libres (41,3 % en occidente, 20, 5 % en el centro y 38,2 % en oriente).

Céspedes borró ese fantasma del escenario cubano al saludar a sus esclavos que quedaron libres en ese momento e invitar a otros dueños presentes para que hicieran lo mismo.

“¡Ciudadanos, exclamó, hasta este momento habéis sido esclavos míos. Desde ahora, sois tan libres como yo. Cuba necesita de todos sus hijos para conquistar la independencia!”

 “Los que me quieran seguir que me sigan,  los que se quieran quedar que se queden, todos seguirán tan libres como los demás”.Céspedes 2

El tema de la abolición de la esclavitud triunfó en el seno de la Revolución del 68 y en el artículo 24 de la Constitución de Guáimaro fue plasmado el principio “Todos los habitantes de la República son enteramente libres”.

A los cubanos les asistía el derecho a la libertad y la independencia pues, como dijo Céspedes, “Cuando un pueblo llega el extremo de degradación y miseria en que nosotros nos vemos, nadie puede reprobarle que eche mano a las armas para salir de un estado tan lleno de oprobio…”

“Cuba aspira a ser una nación grande y civilizada, para tender un brazo amigo y un corazón fraternal a todos los demás pueblos…”

La lucha revolucionaria iniciada el 10 de octubre de 1868 fue secundada en otras regiones del país y aunque finalmente no alcanzó su objetivo de independencia y abolición de la esclavitud, influyó decisivamente en la historia de Cuba.

sello

fleuron

Anuncios

Acerca de almejeiras

Me gusta Cuba y por eso hago este blog.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s